Pobreza en Argentina alcanza el 40%

La Iglesia católica de de ese país consideró que la inclusión social no puede quedar afuera de la agenda del Gobierno.

La convocatoria de la presidenta “nos asombró muy positivamente”, destacó el obispo Jorge Casaretto en una entrevista que publica el diario Clarín.

“La Iglesia hace mucho que venía pidiendo diálogo para llegar a consensos que se expresen en políticas públicas. Esto exige un clima espiritual porque no sólo se trata de hablar, sino que hay que estar predispuesto a valorar y reconocer lo que dice el otro”, remarcó el titular de la comisión de Pastoral Social.

Casaretto aseguró que no desconfía de esta convocatoria al diálogo porque “se hizo con un anuncio formal como nunca había pasado” desde 2003 y “después del oficio religioso” del Día de la Independencia, “cuando uno está dispuesto a hablar con más veracidad”.
 
El religioso, la primera espada de la Iglesia católica en asuntos sociales, consideró que el ambiente para lograr acuerdos es “mucho más propicio” que durante la crisis de finales de 2001 y comienzos de 2002, al opinar que “los políticos no están hoy tan desprestigiados como entonces”.
 
En ese sentido, afirmó que la inclusión social debe ser un asunto prioritario en el diálogo de los partidos políticos, en momentos en que la pobreza afecta al 40 por ciento de la población argentina, remarcó.

“Eso dicen los últimos datos que hemos recogido. Después de la bajada de la pobreza tras la crisis, el indicador volvió a crecer a partir de la segunda mitad de 2007, situación que señalamos en su momento y que generó molestias”, recordó.

Casaretto pidió también que se concrete una reforma política, tal como propuso este jueves Cristina Fernández, y solicitó a la oposición que aborde temas prioritarios para el país en vez de hablar de candidaturas presidenciales para el 2011.

“Falta mucho para eso. Me da miedo y sería estéril que la oposición se debatiera más en esa dimensión que en colaborar a resolver los temas más urgentes del país”, añadió.

 

Temas relacionados