Julio, mes más sangriento en Afganistán

La cifra de muertos es 20 veces superior a la registrada en 2001 y 2004.

El número de soldados extranjeros fallecidos en Afganistán a mediados de julio igualó la cifra más alta de cualquier otro mes en los ocho años de guerra, según los balances del miércoles, mientras una escalada bélica de Estados Unidos se topó con una violencia sin precedentes.  

Las autoridades anunciaron que un soldado estadounidense falleció por una bomba y dos turcos murieron en un accidente de tránsito, elevando el número total de decesos de tropas estadounidenses y aliadas en la primera quincena de julio a 46, lo que iguala los máximos registrados en junio y agosto del 2008.  

En las dos semanas que transcurrieron desde que las tropas británicas y estadounidenses lanzaron una operación a gran escala, se produjo una media de tres fallecidos al día entre los miembros de las tropas occidentales.  

La cifra casi iguala la tasa de los días más sangrientos en Irak y es casi 20 veces superior a la registrada en Afganistán entre el 2001 y el 2004.  

El aumento de los fallecidos fue resultado de la estrategia de escalada bélica del presidente estadounidense Barack Obama, algo que los comandantes dijeron haber pronosticado.   “Es algo que anticipamos que ocurriría mientras ampliamos nuestra influencia en el sur”, dijo el contraalmirante de Estados Unidos Greg Smith, portavoz de las fuerzas de EE.UU. y la OTAN, al comentar el incremento de la violencia. 

“Van a ver cómo se cumplen una serie de objetivos bastante intensos en términos de separar a los insurgentes de la población. Los insurgentes en muchas áreas están muy bien atrincherados”, agregó. 

Añadió que el aumento de la violencia posiblemente continuará al menos varios meses, ya que se prevé que los últimos refuerzos de Estados Unidos no se desplieguen totalmente hasta septiembre.   Obama, que durante mucho tiempo acusó a su predecesor George W. Bush de ignorar Afganistán para centrarse en lo que consideró una guerra innecesaria en Irak, ha enviado miles de soldados a Afganistán tras retirarlos de Irak.  

En total en el 2009, las fuerzas de Estados Unidos en Afganistán más que duplicarán su número desde 32.000 a 68.000, junto a 36.000 militares de otros aliados occidentales.

Temas relacionados