La mayor favela de Río de Janeiro duplicó su población en nueve años

Rocinha alcanzó los 100.818 habitantes.

La Rocinha, la mayor y más famosa favela de Río de Janeiro, casi duplicó su población en los últimos nueve años y alcanzó los 100.818 habitantes, según un censo inédito publicado por el Gobierno regional.

El estudio reveló que esta barriada marginal, ubicada entre dos de los distritos más adinerados de Río, vivió toda una expansión inmobiliaria en la última década, cuando se construyó el 35,8% de sus viviendas.

La Rocinha nació en los años 1950, cuando un grupo de inmigrantes del empobrecido noreste de Brasil se instaló en las abruptas laderas del cerro de Gávea, no muy lejos de barrios acomodados como Ipanema o Leblon, en la entonces capital del país.

En los últimos años, esta barriada, construida por sus propios vecinos, ha crecido de forma espectacular, se ha desparramado hasta penetrar en los límites de un bosque tropical protegido y se ha poblado de edificios altos, de hasta once plantas.

Al contrario que muchas de las 900 favelas de la ciudad, la Rocinha cuenta con una amplia red de alcantarillado que sirve al 86% del barrio, además de otros muchos servicios y empresas instaladas en sus límites, aunque persisten deficiencias, como en los correos, que solo entregan cartas en el 30,1% de los domicilios.

Los vecinos también se quejaron de problemas como falta de iluminación y de espacio, mala ventilación y exceso de humedad en sus viviendas.

El estudio confirmó, además, que el 91,1% de las 6.508 empresas o tiendas instaladas en la favela operan sin permiso y no pagan tributos a Hacienda.

Un factor considerado “positivo” por el Gobierno fue la baja tasa de desempleo, que afecta al 7,7% de la población de la Rocinha, aunque solo una minoría son trabajadores formales, con derechos sociales, como subsidio de desempleo y cotizaciones para una futura jubilación.

Así mismo, se reveló que tan solo un 7,5% de sus calles es accesible para vehículos; la gran mayoría de la favela está formada por callejones estrechos, tortuosos, escarpados y laberínticos que, muchas veces, solo permiten el paso de una persona.

El Gobierno regional explicó que los resultados del estudio se van a utilizar para aplicar mejor el presupuesto de 25 millones de reales (unos 13 millones de dólares) con los que cuenta para aplicar programas de mejoría del barrio en los próximos años.

Temas relacionados