Operan al Papa para reducirle fractura en la muñeca

Al Obispo de Roma, de 82 años, le colocaron un yeso. <p>&nbsp;</p>

El papa Benedicto XVI fue operado en un hospital de Aosta (noroeste italiano) para reducirle la fractura en la muñeca derecha, que sufrió esta madrugada al resbalarse en su habitación de la casa de Les Combes, informaron fuentes sanitarias.

La intervención la realizaron los médicos Manuel Mancini, jefe de traumatología del hospital "Umberto Parini", de Aosta, y Enrico Visetti, jefe de reanimación de ese centro.

Según las fuentes, citadas por los medios locales, se trata de una operación de reducción de la fractura, con anestesia local.

Al Obispo de Roma, de 82 años, le colocaron un yeso y según las mismas fuentes serán dado de alta a media tarde.

De momento se mantiene su programa de vacaciones en los Alpes italiano, en cuya localidad de Combe, donde descansa, permanecerá hasta el 29 de julio, cuando se traslade a Castel Gandolfo, al sur de Roma.

El presidente de la región del Valle de Aostam, Augusto Rollandi, expresó su deseo de una rápida recuperación del Pontífice, a la vez que el obispo de Aosta, Giuseppe Anfossi, se retiró en oración, para pedir por la rápida mejora del estado de salud del Papa.

"Tras una caída esta noche en su habitación, el Santo Padre se ha producido una leve fractura en la muñeca derecha", informó hoy el portavoz vaticano, Federico Lombardi en un escueto comunicado, en el que precisó que, a pesar de la fractura, esta mañana Benedicto XVI celebró la misa matinal y después desayunó.

Después fue trasladado al Hospital de Aosta, la capital de la región del Valle de Aosta, no muy lejano de Les Combes, donde -señaló Lombardi- le diagnosticaron la fractura "y le ha sido inmovilizada la muñeca derecha".

Antes de ser sometido a la intervención, al Papa le fue realizada una radiografía de la muñeca y un chequeo completo, según fuentes sanitarias citadas por los medios locales.

Nada más conocerse la caída del Papa, el portavoz vaticano, Federico Lombardi, dijo a Efe que "no se trata de nada grave" e insistió en que "no hay que preocuparse".

Benedicto XVI, según informaron fuentes sanitarias, entró en hospital por su propio pie.

El Pontífice se encuentra en la localidad de Les Combes, en el Valle de Aosta, desde el pasado lunes, día 13, y tiene previsto descansar entre las montañas alpinas hasta el 29 de julio, cuando se traslade a la residencia de verano de Castel Gandolfo, a unos 30 kilómetros al sur de Roma.

Hasta el momento no ha hecho ninguna excursión por la zona, limitándose a cortos paseos por los alrededores del chalé propiedad de los salesianos, donde se aloja.

Este próximo domingo tiene previsto recitar el ángelus desde la plaza Ruggia, en la localidad cercana de Romano Canavese.

 

Temas relacionados