Ecuador pide a editores de periódicos que “paren las agresiones”

El presidente Rafael Correa dice que los periodistas, por tener el poder de llegarle a millones de personas, no están sobre el bien y el mal.

El Gobierno ecuatoriano pidió a la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (AEDEP) que “paren las agresiones”, en respuesta a un escrito publicado por esa agrupación el pasado sábado bajo el titular “basta de agresiones”.
 
En ese comunicado, la AEDEP señalaba que es “indispensable que el jefe de Estado (Rafael Correa) y los funcionarios de Gobierno bajen el clima de confrontación nacional que provocan en muchas de sus declaraciones”.
 
Desde que inició su mandato, Correa ha mantenido un pulso con ciertos medios de comunicación a los que llama corruptos y los acusa de defender intereses empresariales o financieros, así como de mentir e intentar manipular a la opinión pública.

En la web de la Presidencia aparece un artículo bajo el titular “Paren las agresiones señores de la AEDEP”, en el que se señala que es la “primera respuesta” al pronunciamiento de esa asociación.

En el artículo se anota que “Ecuador es un país 'sui géneris', es uno de los muy pocos lugares del mundo donde los medios de comunicación nacieron privados, y con ello nos privaron de la otra óptica de la comunicación”.
 
Agrega que, de esa manera, se ha impuesto “una óptica mercantilista, sesgada, interesada, condicionada a la renta esperada por cada titular, por cada foto, por cada tema, por cada enfoque”.
 
“Nos hicieron creer que la verdad era la que surgía del papel que se imprimía cada noche en esas grandes empresas de comunicación y que la libertad de expresión era la palabra de aquel comunicador que cada mañana nos hablaba desde esa caja de imagen en blanco y negro y ahora en color”.
 
Añade que “así fueron creando la dependencia y el terror, así fueron dominando, manipulando, chantajeando, así fueron gobernando, sin legitimidad, de fuerza, de hecho, de facto y así los individuos nos fuimos acostumbrando, les fuimos temiendo”.
 
Agrega que ahora los ciudadanos están entendiendo que “alguien por el hecho de estar detrás de un micrófono o de una computadora y poder decir lo que quiere a miles y a veces a millones de personas a la vez, no está sobre el bien y el mal”.
 
“Ellos no son la justicia ni los justicieros, ellos solo tienen papel y transmisores y eso, no es un mérito, es solo dinero”, agrega.

En el artículo se señala que ahora se está comprendiendo que se trata de “toda una industria bien montada que crea realidades a conveniencia, que manipula, que miente, que ofende, que genera violencia”.
 
“A esas empresas les queremos decir: Ya basta! Paren las agresiones! Mentir, manipular, decir verdades a medias, crear escenarios, inducir a error de interpretación, burlarse de la buena fe de la gente, es la más vil de las expresiones de corrupción”, culmina.

En su comunicado, la AEDEP demanda “de los funcionarios gubernamentales la moderación que corresponde a un régimen democrático, así como las plenas garantías para el respeto a la libre expresión de todos los ciudadanos, y el ejercicio del periodismo independiente”.

 

Temas relacionados