EE.UU. suspende visa a juez que ordenó detener a Zelaya

El país norteamericano responde al golpe de estado en Honduras.

El magistrado Tomás Arita, quien ordenó a los militares la detención del depuesto presidente Manuel Zelaya, y el jefe del Parlamento, Alfredo Saavedra, son dos de los cuatro funcionarios del nuevo Gobierno de Honduras a quienes EE.UU. suspendió los visados diplomáticos, informó una fuente diplomática.

Estados Unidos revisa los visados diplomáticos de miembros del Gobierno de facto de Honduras y los de sus familias, y revocó ya cuatro de ellos como respuesta al golpe de Estado que derrocó al presidente Manuel Zelaya, informó la Casa Blanca.

El portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly, dijo en su rueda de prensa diaria que la embajada de EE.UU. en Tegucigalpa revocó esos cuatro visados entre anoche y esta mañana a personas que trabajan para el nuevo Gobierno de Roberto Micheletti en Honduras.

El Gobierno "está actualmente revisando los visados diplomáticos de tipo A de personas que son miembros del Gobierno de facto de Honduras, así como los visados concedidos a miembros de las familias de estas personas", señaló Kelly.

Los cuatro visados que han sido revocados fueron concedidos a personas que ocuparon posiciones antes del golpe de Estado del pasado 28 de junio bajo el Gobierno del depuesto presidente Manuel Zelaya, pero que ahora trabajan para el Ejecutivo de facto, explicó.

El portavoz no quiso revelar los nombres de las personas a las que ha sido retirado el visado diplomático amparándose en que la información sobre visados es "confidencial", ni tampoco cuántos visados están siendo revisados.

Kelly indicó que el Gobierno de EE.UU. ha tomado esta decisión, porque no reconoce a Roberto Micheletti como presidente de Honduras.

"Reconocemos a Manuel Zelaya, y en línea con nuestra política de no reconocimiento (del Gobierno de facto), hemos decidido revocar los visados diplomáticos, o visados" A", de cuatro personas que son miembros de ese régimen, el régimen de Micheletti", explicó.

El portavoz agregó que EE.UU. está "haciendo todo lo que puede para apoyar el proceso" de mediación del presidente costarricense, Óscar Arias, y sus esfuerzos de negociación.

La medida del Departamento de Estado añade, en este sentido, presión al Gobierno de Micheletti para que acepte el llamado Acuerdo de San José de Arias, que, entre otros aspectos, contempla la formación de un Gobierno de unidad y reconciliación nacional, el adelantamiento de las elecciones, una amnistía general para los delitos políticos, la renuncia a reformar la Constitución y la creación de una misión de la verdad.

El Gobierno de EE.UU. ha decidido, además, revisar los visados diplomáticos después de que el depuesto presidente Zelaya pidiera al presidente Barack Obama que tome medidas concretas contra aquellos que perpetraron el golpe de Estado en su contra.

En una carta reciente, remitida a Obama a través del Departamento de Estado, Zelaya exigió a Estados Unidos que prohíba transacciones bancarias y revoque los visados a los directamente responsables del golpe de Estado.

Temas relacionados