Ordenan nueva captura contra Zelaya y tres de sus funcionarios

Los delitos son falsificación de documentos, fraude y abuso de autoridad.

Un juzgado de Tegucigalpa ordenó la captura del depuesto presidente hondureño Manuel Zelaya y de tres de sus funcionarios por falsificación de documentos y otros delitos.

El portavoz del Ministerio Público, Melvin Duarte, indicó que la orden de captura "fue emitida esta tarde por el juez Humberto Palacios", del Tribunal Unificado de Tegucigalpa.

Además de Zelaya, la orden incluye a sus ex ministros de la Presidencia y de Finanzas, Enrique Flores Lanza y Rebeca Santos, y al ex gerente de la estatal Empresa Hondureña de Telecomunicaciones (Hondutel) Jacobo Lagos.

El Ministerio Público presentó la denuncia contra Zelaya y sus funcionarios, por falsificación de documentos, fraude y abuso de autoridad en la aprobación de un decreto que autorizaba un gasto de 27 millones de lempiras (1,4 millones de dólares) en publicidad.

La denuncia se refiere a la aprobación, en enero de este año, del gasto en publicidad con el argumento de una situación de emergencia, mediante un decreto que no cumplió con los requerimientos de la ley, según las investigaciones de la Fiscalía contra la Corrupción del Ministerio Público.

De acuerdo con la Fiscalía, dicho decreto no fue aprobado en Consejo de Ministros ni publicado en La Gaceta, el diario oficial del Estado, entre otros requerimientos legales.

Duarte indicó a la prensa que el caso presentado ayer ante el tribunal es parte de una investigación que la Fiscalía lleva a cabo sobre la aprobación de gastos en publicidad por 128 millones de lempiras (6,7 millones de dólares) por parte del Gobierno de Zelaya.

La orden de captura emitida hoy contra Zelaya se suma a la que tiene pendiente por delitos contra la forma de Gobierno, traición a la patria, abuso de autoridad y usurpación de poderes, relacionados con la consulta que intentó celebrar el 28 de junio, cuando fue derrocado, para promover una Asamblea Constituyente y que había sido declarada ilegal por varias instituciones del Estado.

En vista de esta orden de captura, el Gobierno de Roberto Micheletti ha advertido que si Zelaya regresa al país será detenido.

Los militares expulsaron del país a Zelaya el 28 de junio pasado, cuando el Parlamento designó en su lugar a Micheletti.

De los otros tres acusados, el ex ministro de la Presidencia también tiene una orden de captura por haber mandado sacar al menos 40 millones de lempiras (2,1 millones de dólares) de las bóvedas del Banco Central de Honduras para gastos relacionados con la consulta del 28 de junio, según la Fiscalía.

La ex ministra de Finanzas fue denunciada por su implicación en el arrendamiento supuestamente irregular de un edificio para oficinas de la estatal Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), caso que involucra asimismo a la ex gerente de ésta Rixi Moncada.

El ex gerente de Hondutel, asimismo, tiene una orden de captura por un supuesto soborno de una empresa estadounidense, caso por el cual está preso otro ex titular de esa institución, Marcelo Chimirri.

 

últimas noticias

¿Un segundo referendo sobre el brexit?

¿Quién le pone nombre a los huracanes?