Dos homosexuales aspiran ser obispos de la Iglesia episcopal en Los Ángeles

Un sacerdote gay y una lesbiana podrán convertirse en obispos de la diócesis.

Esta rama del anglicanismo en Estados Unidos recientemente autorizó la homosexualidad entre su alto clero.

Los reverendos John L. Kirkley de San Francisco y Mary D. Glasspool de Baltimore competirán con otros cuatro clérigos episcopales por ocupar en diciembre las vacantes dejadas por dos obispos veteranos.

Las candidaturas llegaron apenas un mes después de que los líderes de esta iglesia estadounidense acordaran levantar la prohibición que impedía a los homosexuales escalar en su jerarquía eclesiástica.

Este veto era defendido por el sector más conservador de esta rama cristiana que, a pesar de posicionarse en contra de quienes persiguen la homosexualidad, ha advertido de que estas decisiones podrían derivar en una escisión del episcopalismo en Estados Unidos.

Las nominaciones a obispo de esta iglesia en Los Ángeles salieron a la luz el domingo, un día después de que la diócesis de Minnesota seleccionara a una lesbiana sacerdotisa, Bonnie Perry, entre los candidatos a obispo en su área.

Los obispos se elegirán con los votos de los líderes de cada diócesis en sufragios que tendrán lugar el 31 de octubre en Minnesota, y entre el 4 y 5 de diciembre en Los Ángeles.

La Iglesia Episcopal tiene más de 2 millones de fieles en Estados Unidos.