Detenidas 718 personas en China por disturbios

Estarían implicadas en los enfrentamientos étnicos que dejaron 197 muertos.

La policía china detuvo a 718 personas sospechosas de haber participado en los violentos disturbios étnicos en la región noroeste de Xinjiang el mes pasado, dijo el martes la agencia oficial Xinhua. 
 
No estaba claro si este número representaba el total de personas detenidas después de los disturbios, porque el reporte no mencionó a ningún liberado. Las autoridades habían dicho previamente que los detenidos eran 1.500.
  
El informe citó a Chen Zhuangwei, jefe de la Oficina de Seguridad Pública de Urumqi, capital de Xinjiang.

Por otra parte, la radio estatal reportó que las autoridades habían detenido a 83 sospechosos, los primeros arrestos formales después de los disturbios.

Entre ellos se encuentran uighures y chinos han, y el abanico de acusaciones abarca asesinato, incendio intencional, ataques y perturbación del orden social, agregó. Un representante de un grupo de uighures exiliados dijo que los números chinos no son confiables.
 
“No creemos esta cifra de 718 detenidos (...) Queremos una investigación independiente para establecer el número correcto”, dijo Dilxat Raxit, portavoz del Congreso Mundial Uighur.
 
En la peor violencia étnica en décadas en Xinjiang, manifestantes uighures atacaron a chinos han, que conforman la mayoría de la población china, en Urumqi el 5 de julio, después de salir a la calle para protestar contra ataques sufridos por trabajadores uighures en una fábrica en el sur de China en junio en los que murieron dos de ellos.   Dos días después, los han se vengaron en Urumqi.  

Los uighures, un pueblo turcomano de mayoría musulmana que comparte lazos lingísticos y culturales con Asia Central, representan casi la mitad de los 20 millones de habitantes de Xinjiang.   La violencia dejó 197 muertos, la mayoría de ellos chinos han, y más de 1.600 heridos, según las cifras oficiales.  

Desde hace tiempo, Xinjiang es escenario de tensiones étnicas avivadas por una brecha económica entre los uighures y los han, los controles del Gobierno sobre la religión y la cultura y la llegada de inmigrantes han, que ahora son mayoría en Urumqi.  

Pekín no quiere perder el control de un vasto territorio que limita con Rusia, Mongolia, Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán, Afganistán, Pakistán e India, tiene abundantes reservas de petróleo y es la principal región productora de gas natural de China.

Temas relacionados