Hija de Berlusconi critica a su padre por el escándalo sexual

Bárbara Berlusconi dijo que los políticos deben acatar en sus vidas privadas los valores que predican públicamente.

La hija del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, dijo que estaba sorprendida por la atención que su padre había prodigado a una modelo adolescente, en una inusual crítica al líder proclive a los escándalos de parte de uno de sus hijos.  

Bárbara Berlusconi, de 25 años, también dijo a Vanity Fair que los políticos debían acatar en sus vidas privadas los valores que predican públicamente, en contraste con los aliados de Berlusconi, que dicen que su vida privada no guarda relación con su papel público.   Berlusconi, de 72 años, ha negado haber mantenido una relación indecorosa con Noemi Letizia tras aparecer en su cumpleaños número 18 con un collar de 6.000 euros de regalo, lo que llevó a su mujer, Verónica, a pedir el divorcio por su afición a las mujeres.  

Cuando se le preguntó si pensaba que las atenciones que su padre había tenido con Letizia, Bárbara dijo: “Me quedé anonadada. Es algo que nunca ha formado parte de mi vida”.   “Nunca he frecuentado a hombres mayores. No tengo experiencia de tales relaciones psicológicas”, dijo a la revista.  

Desde el escándalo con Letizia, Berlusconi también ha esquivado acusaciones de que pagó a chicas para que fueran a sus fiestas. El dirigente ha negado haber pagado a cambio de sexo, pero dice que “no es un santo”.  

“Los representantes políticos a los que se pide que gobiernen bien, y hagan una sociedad próspera, deberían también salvaguardar los valores que expresan”, dijo Barbara a la publicación.   “Así que no creo que se pueda permitir a un político una distinción entre su vida pública y privada”, añadió.  

Los comentarios de Bárbara son otro golpe a la imagen de Berlusconi, cuya imagen ha sufrido una caída en popularidad tras los escándalos del verano.   Pero aún así disfruta de un apoyo del 49 por ciento de los italianos y una mayoría cómoda en ambas cámaras del Parlamento.  

Bárbara es una de los tres hijos que Berlusconi tuvo con Verónica. Sus dos vástagos del primer matrimonio ostentan destacados puestos en su imperio empresarial. Apenas hablan en público, pero defendieron a su padre cuando surgió el escándalo en mayo.

Temas relacionados