Cristina Fernández no opinó sobre las bases

Aunque se presume que no está de acuerdo, la mandataria argentina no emitió pronunciamiento alguno.

La presidenta argentina, Cristina Fernández, recibió este miércoles a su homólogo de Colombia, Álvaro Uribe, quien le explicó los detalles del acuerdo militar que negocia con EE.UU. en un encuentro marcado por el hermetismo.

El gobierno de Fernández no ha hecho de momento ningún comentario sobre la reunión, aunque fuentes oficiales recordaron a Efe que Argentina “siempre estuvo en contra de la presencia de la instalación de bases de potencias extranjeras en Latinoamérica”. Y matizaron: “Esta posición está aún más justificada por el clima de paz que vive actualmente la región”.

Uribe cumplió este miércoles en Argentina la cuarta etapa de una gira por países sudamericanos destinada a explicar a sus homólogos el acuerdo que su Gobierno pretende firmar con Washington para permitir que tropas estadounidenses usen siete bases militares en Colombia para operaciones contra el narcotráfico. Al término del encuentro con Fernández, que duró poco más de una hora, el mandatario colombiano indicó que mantuvo “una reunión amplia, donde se hablaron una serie de temas bien importantes”, aunque se negó a especificar cuáles.

“Les agradezco y les envío un saludo al pueblo argentino”, agregó sin más Uribe al retirarse de la Casa Rosada, sede del Gobierno de Buenos Aires, sin responder a preguntas sobre la cita con Fernández, a la que además asistieron los cancilleres argentino, Jorge Taiana, y colombiano, Jaime Bermúdez.

La reunión llevó a cabo mientras un pequeño grupo de activistas del izquierdista grupo Quebracho se manifestaba en contra del Gobierno de Uribe y la “intervención imperialista” de EE.UU. en Latinoamérica a las puertas de la Casa Rosada.

Mientras, el Centro de Estudios Legales y Sociales de Argentina reclamó este miércoles a Cristina Fernández que incluya en el diálogo bilateral “la grave situación de derechos humanos que sufre” Colombia, que “padece un conflicto armado interno desde hace cuatro décadas, con un impacto muy serio sobre sus habitantes”.

“Teniendo en cuenta la visita de Uribe a nuestro país, y la entrevista que celebrará con Fernández, el CELS advierte que la atención sobre la grave situación humanitaria y de derechos humanos en Colombia precisa de un compromiso activo de todos los Estados de la región”, señaló la organización en un comunicado.

Uribe se trasladó desde Buenos Aires hacia Asunción, donde este miércoles se entrevistará con el mandatario paraguayo, Fernando Lugo, para luego finalizar su gira este jueves con reuniones con sus colegas de Uruguay y Brasil.