Chávez insiste en que EE.UU. instala "bases" en Colombia para invadir Venezuela

El mandatario venezolano sigue justificando la carrera armamentista en que está empeñado.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, insistió el viernes en que Estados Unidos pretende "instalar bases militares" en Colombia en el marco de sus planes imperiales de "invadir" Venezuela para apoderarse de su gran riqueza petrolera.

El presidente estadounidense, Barak "Obama creo que ha dicho que no, que no son bases (...) es como el dicho 'tiene rabo e' cochino, oreja 'e cochino, ¿qué va a ser? ¡Un cochino!", afirmó Chávez.

El mandatario hizo esas afirmaciones durante una sorpresiva reunión con personalidades colombianas, entre ellas la senadora opositora Piedad Córdoba y el ex gobernador y ex rehén de las Farc Alan Jara, para tratar la nueva crisis bilateral derivada de las negociaciones de los nuevos acuerdos militares entre Colombia y Estados Unidos.

El jueves Chávez recibió en su despacho al ex presidente Ernesto Samper, quien expresó que buscaba "abrir una puerta en las relaciones", especialmente en beneficio de los habitantes de la frontera, en medio de las tensiones bilateral.

La crisis, que incluye la decisión venezolana de meter desde el pasado 28 de julio en el congelador las relaciones diplomáticas y comerciales, derivó, según Chávez, de las "irresponsables" acusaciones de Bogotá de que Caracas desviaría armas a las guerrillas.

El Gobierno del presidente Álvaro Uribe, lanzó esas denuncias "para tratar de justificar las bases yanquis en territorio colombiano", las cuales "son una amenaza" para Venezuela, sostuvo Chávez este viernes.

El jefe de Estado citó unas recientes declaraciones hechas en Brasil por el general James Jones, asesor de Seguridad Nacional de Obama, en las que acusó a su Gobierno de supuestamente permitir a las Farc el uso del territorio venezolano como aliviadero.

"Él dijo que Venezuela sí le permite a la guerrilla asentarse en el territorio, ¿para qué dicen eso? (...) ellos (EE.UU.) defienden la tesis del ataque preventivo", afirmó Chávez, en referencia a los supuestos planes de invadir su país para controlar su riqueza petrolera.

Venezuela es el quinto exportador mundial de crudo y el cuarto abastecedor más importante de Estados Unidos, y actualmente desarrolla un proceso internacional de certificación de reservas, calculadas de forma preliminar en 314.000 millones de barriles, las mayores del planeta.

Chávez insistió en que el Gobierno de Uribe "lamentablemente se presta" para los planes estadounidenses contra Venezuela al ceder su territorio "para la instalación de siete o quién sabe cuántas más bases militares yanquis".

Con ello, agregó, Bogotá no solo "apuntala el camino de la guerra" a lo interno de Colombia, sino a lo externo, ya que sirve al supuesto propósito del "ala guerrerista del Pentágono y de Colombia de dinamitar también el proceso de integración regional".

"Hizo (Uribe) una gira relámpago" por países latinoamericanos para explicar los convenios militares que negocia con Estados Unidos, "¿y por qué no va a Quito" a la Cumbre de Unasur del próximo 10 de agosto, "para tratar (el asunto) a puesta cerrada y sin cámaras de televisión?", repitió el mandatario venezolano.

"Estados Unidos está colocando una nueva cuña y generando tensiones" para presuntamente impedir el avance del proceso de integración de Suramérica, reiteró.

Chávez dijo el miércoles pasado en rueda de prensa que "aún cuando Colombia no esté" presente en la próxima reunión cumbre de Quito, propondrá que el asunto de los nuevos acuerdos militares entre Bogotá y Washington sea discutido entre los países miembros de Unasur.

Señaló que su Gobierno "seguirá trabajando con la Unasur dándole solidez al Consejo Suramericano de Defensa propuesto por Brasil", el cual tiene como objetivo coordinar de manera conjunta las políticas de defensa de los países miembros.

Temas relacionados