Alistan retorno de embajador de Venezuela a Bogotá

"Retorna a Bogotá" el embajador Márquez, "que vaya a trabajar", ordenó el mandatario venezolano.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, ordenó el viernes el retorno a Bogotá de su embajador, Gustavo Márquez, para "impulsar" las propuestas de sectores venezolanos y colombianos que buscan la "paz" en ese país.

"Retorna a Bogotá" el embajador Márquez, "que vaya a trabajar", ordenó Chávez durante una reunión por sorpresa en el palacio de Gobierno con la senadora colombiana Piedad Córdoba y miembros de la organización "Colombianos y Colombianas por la paz".

Chávez ordenó el pasado 28 de julio el regreso a Caracas de Márquez en el marco de la congelación de las relaciones bilaterales a raíz de una acusaciones "irresponsables" de Bogotá, a juicio de Venezuela, sobre el supuesto desvío de armas venezolanas a la guerrilla colombiana.

El Gobierno del presidente colombiano, Álvaro Uribe, lanzó esas denuncias "para tratar de justificar las bases yanquis en territorio colombiano", las cuales "son una amenaza" para Venezuela, sostuvo el mandatario este viernes.

Ese mismo día y también posteriores declaraciones, Chávez ordenó también la "revisión" de las relaciones comerciales con Colombia, que el año pasado permitieron un intercambio de 7.700 millones de dólares, pero este viernes Chávez no se refirió al asunto

Durante su reunión con la senadora Córdoba y los miembros de "Colombianos y Colombianas por la paz", Chávez propuso la instalación de unas "bases de paz" para que los "pueblos" busquen salidas al conflicto armado colombiano, en contrates con las "bases militares yanquis" que supuestamente pretenden instalarse en ese país.

A su juicio, con la presencia de militares estadounidense en Colombia, "lo que se está sembrando allí son vientos de guerra, de más guerra".

"¿Por qué no creamos unas bases de paz (...) "y empezamos a armar las bases con campamento y todo, no es una cosa utópica, simbólica; invitamos a conferencias e izamos la bandera: es territorio de paz, cosas así", dijo Chávez.

Esas bases incluso podrían ampliarse a Bolivia, Ecuador y Brasil, donde "los mismos pueblos pueden abrirlas para hablar de la paz en Colombia y en el continente", añadió.

En ese sentido, la senadora Córdoba, que aplaudió la decisión de Chávez de reinstalar en Bogotá al embajador venezolano, propuso que la primera de esas "bases de paz" sea instalada en el departamento colombiano de Arauca, en el marco de un "encuentro grannacional" de carácter social y cultural.

Chávez también planteó la creación de una "fundación venezolana por la paz de Colombia" donde, sostuvo, debe retomarse la búsqueda de una "salida política" al conflicto interno.

"Debemos retomar el camino a un acuerdo en Colombia (...) Venezuela está a la orden. Hay que comenzar a ver, a buscar una salida política" al conflicto interno, declaró Chávez, quien ya en 2007 participó junto a Córdoba, durante unos cuatro meses, como mediador para la liberación de un grupo de rehenes de las Farc.

Precisamente la decisión del presidente colombiano, Álvaro Uribe, de suspender unilateralmente esa mediación de Chávez, generó una crisis diplomática bilateral, que se solventó apenas en febrero pasado para reavivarse nuevamente hace casi dos semanas.

Temas relacionados