En Argentina compran cada año 8 mil píldoras abortivas en forma clandestina

En ese país el aborto es ilegal y según datos oficiales se practican 500.000 interrupciones voluntarias del embarazo cada año.

Unas 8.000 píldoras abortivas son adquiridas anualmente de forma ilegal en Argentina, donde el aborto es ilegal y según datos oficiales se practican unas 500.000 interrupciones voluntarias del embarazo cada año.

Se trata de un fármaco que se ingiere entre las siete y nueve semanas de embarazo y que contiene mifepristona, una droga cuya venta está prohibida en el país.

"En los países donde está prohibido el aborto, la compra se realiza de forma clandestina. Por eso obligamos a los laboratorios a incluir sus riesgos y las contraindicaciones, porque en algunos casos puede terminar con la muerte", dijo al diario Clarín Janet Woodcock, de la Administración de Fármacos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, por su sigla en inglés).

Marcelo Peretta, presidente del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos, aseguró que en lo que va de año se han comprado en el país unas 5.600 píldoras abortivas y advirtió además de que "la venta ilegal de medicamentos para interrumpir embarazos crece un 10 por ciento todos los años".

La consultora internacional IMS Health indicó en mayo pasado que en Argentina se vendieron 120 "píldoras del día después" por hora en el último año, lo que equivale a 1.054.000 unidades del anticonceptivo hormonal de emergencia (AHE) comercializados entre abril de 2008 y marzo de 2009.

Cada año se practican en el país unos 500.000 abortos y en 60.000 de estos casos las mujeres son internadas con consecuencias graves, según estimaciones del Ministerio argentino de Salud.

Además, una de cada 10 muertes por aborto en Argentina se produce en menores de 20 años, según el estudio "Estado mundial de la infancia 2009, salud maternal y neonatal" de Unicef.

Temas relacionados