Francia deja de buscar cajas negras del avión siniestrado de Air France

Expertos intentaban localizar los aparatos, del tamaño de una caja de zapatos, en un área de unos 17.000 kilómetros cuadrados y más de 3.000 metros de profundidad.

Francia ha dejado de buscar las cajas negras del vuelo de Air France AF447, siniestrado en el Océano Atlántico con 228 personas a bordo cuando cubría el trayecto entre Río de Janeiro y París el pasado 1 de junio, informó la Oficina de Investigaciones y Análisis (BEA).

"Las búsquedas no han permitido localizar los restos del avión", informó BEA en un comunicado, en el que indicó que, "a lo largo de las próximas semanas, reunirá un equipo internacional de investigadores y de especialistas para analizar los datos recogidos".

El pasado 10 de julio, los expertos abandonaron la búsqueda de las cajas negras por métodos acústicos, diez días después de que expirase el plazo garantizado en el que dichos aparatos de registro de vuelo podían seguir emitiendo señales sonoras.

Los expertos intentaban localizar los aparatos, del tamaño de una caja de zapatos, en un área de unos 17.000 kilómetros cuadrados y más de 3.000 metros de profundidad, cuyo relieve submarino es bastante accidentado.

Se inició entonces una segunda fase de la búsqueda submarina de las cajas negras del avión de Airbus, en la que se seguiría empleando el buque "Pourquoi pas?", el submarino articulado "Nautile" y un robot denominado "Victor", equipos que ya participaban en las labores de búsqueda en el Atlántico y que el BEA ha dado hoy por concluida.

El "Pourquoi pas?" llegará el juves a Dakar, informaron la Oficina de Investigaciones y Análisis.

Los trabajos se han centrado en una zona de un radio de 75 kilómetros con eje en el punto en el que el avión envió su último mensaje de posicionamiento.

Por su parte, el presidente de Airbus, Thomas Enders, declaró en una entrevista publicada el pasado 30 de julio en el diario "La Tribune", que el constructor aeronáutico estaría dispuesto a contribuir a la extensión de las labores de búsqueda "aportando una contribución importante" en la tercera fase que se inicia ahora.

El diario fijaba esa cantidad entre los 12 y los 20 millones de euros (entre 17 y los 28 millones de dólares) para un período de tres meses, información que no han confirmado a EFE desde Airbus, donde un portavoz ha asegurado que la firma está "dedicada a la causa, porque Airbus quiere saber lo que ha pasado".

Temas relacionados