Investigan a Porsche por posible fraude con Volkswagen

La Fiscalía de Alemania comprobará si se cometieron irregularidades con cotizaciones de las acciones de Volkswagen.

Las investigaciones están dirigidas contra el ex consejero delegado de Porsche Wendelin Wiedeking y el ex director de Finanzas Holger Härter, informó Porsche, después de que el diario “Die Welt” publicara la información en su edición online.

La Fiscalía ha abierto este sumario por advertencias de las autoridades alemanas de supervisión bursátil y financiera BaFin, en relación con la fuerte subida en Bolsa de las acciones de VW en octubre de 2008.

Las autoridades registraron hoy por la mañana los edificios de Porsche y se incautaron de documentos.

Las acciones ordinarias de VW se apreciaron con fuerza en octubre del pasado año, hasta llegar a alcanzar más de 1.000 euros (1.424 dólares al cambio actual) , lo que hizo que VW tuviera una capitalización bursátil de 300.000 millones de euros (427.168 millones de dólares) y fuera la sociedad en acciones más cara del mundo.

Entonces Porsche fue acusado de ser responsable de estos movimientos pero negó su responsabilidad.

Esta subida de VW en Bolsa se produjo después de que Porsche anunciara que había aumentado su participación en VW hasta el 75 por ciento, ya que obligó a muchos especuladores a comprar títulos para devolver las acciones que tomaron prestadas en sus ventas al descubierto.

Porsche había elevado su partición en VW hasta el 42,6 y, además, tenía opciones de compra sobre un 31,5 por ciento adicional.

A su vez, Bafin investiga ahora posibles irregularidades en los movimientos de Volkswagen en Bolsa los últimos días, que ha bajado con fuerza.

Volkswagen cayó hoy en la Bolsa de Fráncfort por sexto día consecutivo, ya que el fabricante de deportivos Porsche vende sus opciones sobre acciones de VW al Emirato de Qatar.

Las acciones ordinarias de VW cayeron hoy al cierre el 1,15 por ciento, hasta 144,31 euros (295 dólares).
 
El pasado 12 de agosto, las acciones ordinarias de Volkswagen alcanzaron los 226,16 euros (322 dólares) y, desde entonces, se han situado a la baja ininterrumpidamente hasta el cierre de hoy, acumulando unas pérdidas del 36,2 por ciento en seis días.

Porsche informó el pasado 14 de agosto de que el Emirato de Qatar, a través del inversor Qatar Holding, ha adquirido un 10 por ciento de las acciones ordinarias del productor de deportivos Porsche SE, propiedad de las familias Porsche y Piëch.

El acuerdo con las familias automovilísticas contempla también que Qatar adquiera una gran parte de las opciones sobre acciones de Volkswagen que tenía Porsche.

Volkswagen y Porsche acordaron un día antes la creación de un consorcio automovilístico integrado bajo la dirección de VW.

Las acciones preferentes de Volkswagen valían el 14 de agosto unos 55 euros (78 dólares) y ayer subieron con fuerza hasta 69 euros (98 dólares). Hoy, sin embargo, cayeron un 7,5 por ciento, hasta 63,2 euros (90 dólares).
 
Los mercados consideran que Qatar ha acordado con Porsche la compra de un 17 por ciento de las opciones sobre acciones ordinarias, pero también la mitad de sus opciones sobre acciones preferentes, por las que ha fijado un precio base de 63 euros (90 dólares).
 
Las acciones ordinarias de VW han bajado un 25 por ciento en los últimos siete días y un 28,2 por ciento en el último mes.

Sin embargo, las acciones preferentes del mayor productor automovilístico de Europa han subido un 2 por ciento en los últimos siete días y un 12,9 por ciento el último mes.

Debido a la sobrevaloración de las acciones ordinarias de VW, quien quiere adquirir una participación en el nuevo consorcio compra ahora acciones preferentes de Volkswagen o de Porsche.

Las acciones ordinarias son las acciones normales en una sociedad y tienen derecho a voto en la junta general de accionistas.

Las acciones preferentes normalmente no tienen derecho a voto pero tienen privilegios como una mayor cuota de liquidación o un dividendo fijo, por ello son un producto para captar financiación.

Porsche Automobil Holding SE posee una participación del 51 por ciento en Volkswagen y es la casa matriz de Porsche AG, que aglutina la producción de deportivos.

 

Temas relacionados