Lula considera que diferencias en Unasur son "más de forma que de contenido"

El presidente de Brasil señaló que, "nuestros objetivos fundamentales son compatibles y a la vez convergentes".

El presidente de Brasil, Luiz Inázio Lula da Silva, considera que las diferencias en la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) "son más de forma que de contenido" , según señala en una entrevista que publica en el diario boliviano La Razón.

"Nuestros objetivos fundamentales son compatibles y a la vez convergentes" , en opinión de Lula, quien no obstante cree necesario encontrar en el bloque "respuestas conjuntas y coordinadas a los desafíos de seguridad de la región, comenzando por el combate al narcotráfico y al crimen organizado".

"Si reaccionáramos así, tendremos mejores condiciones de superar las antiguas rivalidades y diferencias que aún hoy dificultan nuestro diálogo y la construcción de soluciones conjuntas" , manifestó.

Con ese objetivo, según el presidente brasileño, los líderes de la Unasur se reunirán el 28 de agosto en Bariloche (Argentina) para "discutir todos los asuntos pendientes y comenzar a proponer respuestas colectivas" para los problemas que son comunes, incluidos los que aún no tienen consenso.

En la última cumbre de la Unasur, celebrada en Quito (Ecuador) el 10 de agosto, se propuso la celebración de un nuevo encuentro extraordinario de presidentes para tratar la ampliación del acuerdo entre Estados Unidos y Colombia, sobre el uso de bases militares en este último país por parte de la potencia norteamericana.

En la cumbre de Quito no se incluyó referencia alguna a este asunto en la declaración final, en contra de la postura de países como Bolivia o Venezuela, cuyo presidente, Hugo Chávez, advirtió que la presencia de EE.UU. en bases colombianas es una amenaza, incluso bélica, para la región.

Preguntado por las posibilidades de Sudamérica para mejorar su perfil en el mapa económico mundial, el presidente de Brasil cree que la modernización y una mayor competitividad de los centros productivos "es la solución" . "Y la integración es el instrumento" , añadió.

A su juicio, para ello es necesario "un espacio económico unificado, capaz de superar la fragmentación de mercados y de la infraestructura regional".

Lula da Silva visitará mañana Bolivia, donde se reunirá con su colega Evo Morales para repasar la agenda bilateral con especial atención a asuntos como los contratos del gas, las relaciones comerciales, la lucha contra el narcotráfico, las infraestructuras o la cooperación tecnológica y científica.

En su entrevista con La Razón, el presidente brasileño explica que su Gobierno y el de Evo Morales están trabajando en aumentar el comercio, en mejorar la integración física y energética y en intensificar de forma conjunta la lucha contra el narcotráfico, entre otros retos.

"Brasil y Bolivia, por lo mucho que comparten, siempre deberán caminar juntos", en opinión de Lula.