Acaban con la costumbre de orinar en un muro con fotos de rabinos

Los israelitas dicen que hasta los criminales le tienen respeto a los rabinos.

Aunque no era su intención, un empleado del consejo religioso de la localidad de Lod, cerca de Tel Aviv, ha acabado con la costumbre de algunos jóvenes de orinar en un muro cuando estaban de marcha al colocar en él fotos de rabinos.

“Desde que uno de nuestros trabajadores puso las imágenes de rabinos en la pared, la gente ha dejado de orinar allí. Cerca hay cafés y clubes que atraen a jóvenes que solían hacerlo. Gracias a Dios, este fenómeno ha desaparecido”, explica el responsable del consejo religioso, Daniel Ben Saadon, al diario “Yediot Aharonot”, que publica la historia.

El empleado sólo pretendía reparar el muro, pero la visión de sabios judíos como los españoles Maimónides o Mahmánides (Bonastruc ça Porta, en los textos cristianos) y de referencias religiosas, como velas para candelabros judíos o la tumba de la matriarca bíblica Raquel, ha llevado a algún fiestero hasta a la veneración.

“Yo incluso lo beso. Es como un muro sagrado y además es muy bonito”, explica un joven en un café cercano.

A la pregunta de si ahora haría allí aguas menores si no tuviera otra opción, responde: “¿Con los rabinos mirándote? Dios me libre. Hasta los criminales respetan a los rabinos. Así son las cosas aquí, se respeta a los clérigos religiosos”.
 
“A mí -opina otro joven- me recuerda al pasado, a nuestra herencia. Es una pena que no haya más rincones así”.
 
Hay quien aboga incluso por convertir el muro en lugar de interés turístico en una localidad que sólo aparece en las guías de viaje por albergar el aeropuerto Ben Gurión.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias