Controlan el fuego en Grecia y crecen las críticas al Gobierno

 La conflagración afectó principalmente los suburbios de Atenas.

Los incendios forestales que afectaron los suburbios de Atenas y obligaron a miles de personas a dejar sus hogares quedaron el martes bajo control, mientras la gestión del desastre por parte del Gobierno se convertía en un tema electoral.

El Gobierno conservador, que probablemente acuda a las urnas el año que viene, dijo que los vientos fuertes habían dificultado la lucha contra el fuego en el este de Atica, donde bosques y matorrales, además de 150 casas, fueron arrasados.

"Si lo que experimentamos en Atica es lo mejor que puede hacer este Gobierno, entonces obviamente debemos reemplazarlo urgentemente", dijo el diario liberal Ethnos en un editorial.

El primer ministro, Costas Karamanlis, se aferra a la mayoría de un escaño y la oposición socialista, que encabeza los sondeos de opinión, ha dejado claro que forzará una elección anticipada en marzo, cuando el Parlamento vote a su nuevo presidente. "Errores fatales y anomalías", decía el titular de la portada del diario conservador Kathimerini.

El periódico señaló que las autoridades cometieron los mismos errores que en el 2007, cuando los peores incendios que se recuerdan en Grecia causaron la muerte de 65 personas, principalmente en la península del Peloponeso.

El incendio actual se desató el viernes en la localidad de Grammatiko, a unos 40 kilómetros al noreste de Atenas, y se extendió rápidamente a través de las montañas del este de Atica.

Hidroaviones griegos, italianos y franceses, cientos de bomberos y soldados combatieron las llamas, que durante tres días han devorado unas 30.000 hectáreas de bosque, tierras agrícolas y olivares.

Miles de personas huyeron después de que se declarara el estado de emergencia en la zona, pero muchos se quedaron para combatir las llamas con mangueras de jardín y ramas de árbol.

"No hay focos de incendio en el este de Atica, pero los efectivos siguen allí por si hay un recrudecimiento", dijo un portavoz de los bomberos.

Un fiscal público ordenó una investigación para determinar el origen de los incendios, en una zona donde en el pasado los fuegos han sido provocados por promotores inmobiliarios.

Los partidos políticos y la prensa dijeron que la falta de aplicación de leyes estrictas alentaban a los pirómanos, porque durante décadas las villas ilegales habían brotado en medio de bosques calcinados. Atenas, una capital congestionada de casi 5 millones de habitantes, se ha expandido por la región de Atica en un sistema anárquico que legaliza los edificios después de ser construidos ilegalmente.

Temas relacionados
últimas noticias