Denuncian altos niveles de radiación en río que pasa cerca de Chernóbil

En las aguas del río aún permanecen 27 máquinas y restos metálicos radiactivos con un peso total de 1.500 toneladas.

La Fiscalía de la región de Kiev denunció los altos niveles de radiación en el río Pripiat, cuyo curso se encuentra a pocos kilómetros de la central de Chernóbil, escenario en 1986 de la mayor catástrofe nuclear de la historia.

Durante una reunión sobre Chernóbil, el fiscal de Kiev, Alexandr Gardetsky, expuso datos sobre el mal estado de los cursos fluviales que se encuentran cerca de la planta, según las agencias ucranianas.

Gardetsky aseguró que, debido a la falta de financiación, en las aguas del río aún permanecen 27 máquinas y restos metálicos radiactivos con un peso total de 1.500 toneladas.

"Esas máquinas, abandonadas en el agua hace más de 20 años y nunca retiradas, son la principal fuente de contaminación radiactiva" , dijo.

Además, advirtió que los diques de defensa del río no han sido reforzados desde tiempos de la antigua Unión Soviética.

"No se colocó ni una sola piedra para reforzar los bancos del río" desde la independencia ucraniana en 1991, apuntó Gardetsky, que recordó que la planta se encuentra a unas decenas de kilómetros de la capital del país.

El fiscal destacó que el Pripiat es uno de los principales afluente del mayor río ucraniano, el Dniepr, por lo que su contaminación amenaza la calidad del agua al que tienen acceso millones de ucranianos.

Desde principios de año las autoridades ucranianas han recogido 2.724 metros cúbicos de sustancias radiactivas en todo el país, de ellas 1.913 en la zona que rodea Chernóbil y 600 en las mismas instalaciones de la central.

La organización ecologista Greenpeace denunció recientemente que el sarcófago que cubre el cuarto reactor de la central atómica está "lleno de agujeros" .

Las autoridades permitieron el pasado año con ocasión del 22 aniversario de la catástrofe las primeras visitas de antiguos habitantes a la "zona de exclusión" de 30 kilómetros en torno a la planta.

La administración de la central explicó que las visitas de los habitantes, que fueron evacuados de esa zona tras la catástrofe, son ahora posibles gracias a las actividades de desactivación y a las medidas de seguridad tomadas en los últimos años.

El reactor número cuatro de la central nuclear de Chernóbil fue escenario de una cadena de explosiones en la madrugada del 26 de abril de 1986, aunque las autoridades soviéticas ocultaron la tragedia a la población durante dos días.

La central, cuya avería fue provocada por una conjunción de errores humanos, técnicos y de construcción, esparció hasta 200 toneladas de material fusible con una radiactividad de 50 millones curies, equivalente a 500 bombas atómicas como la de Hiroshima.

Ucrania se propone desactivar por completo la planta y el territorio adyacente para el año 2018, y "enterrar para siempre" las 200 toneladas de combustible nuclear que aún está almacenado bajo el reactor accidentado.

El consorcio francés Novarka firmó un contrato con las autoridades ucranianas para construir un segundo sarcófago sobre el cuarto reactor y se comprometió a garantizar la seguridad de la central, a los trabajadores de la misma, el entorno natural y la población circundante durante los próximos 100 años.

Temas relacionados
últimas noticias

¿Qué está pasando con los jueces de Perú?

¿Hijos o mascotas?