Venezuela dice que colombianos asesinados en su país eran paras infiltrados

“La manera como llegaron nos hace pensar que son parte de esos planes de infiltración del Gobierno colombiano”, subrayó el vicepresidente de ese país.

Los cadáveres de ocho colombianos muertos en un asesinato múltiple en el estado venezolano de Táchira fueron llevados por vía terrestre a la frontera con Colombia para ser entregados a las autoridades de este país, a las 12:44, hora colombiana.

El cortejo fúnebre partió en la noche del lunes de la morgue de San Cristóbal, donde estaban los cuerpos de las ocho víctimas de la masacre, en la que murieron también un peruano y un venezolano, para dirigirse al puente internacional Simón Bolívar.

Fuentes policiales locales indicaron que los cadáveres fueron repatriados y entregados a las autoridades colombianas, que los trasladaron a Cúcuta. Altos responsables militares de la región, así como el jefe local de la policía científica venezolana, comisario Ramón Maldonado, y la fiscal que investiga el caso, Doris Méndez, fueron los encargados de coordinar el traslado de los cadáveres. 

Y mientras avanzan las labores de repatriación de los colombianos asesinados en Venezuela, el ministro de Defensa y vicepresidente de ese país, Ramón Carrizález, dijo que los nacionales muertos podrían ser paramilitares.

“Que hayan estado jugando fútbol en un equipo identificado como los maniceros, financiado por alguien que no ha aparecido todavía, lo que nos dice es que formaban parte de un grupo con una estrecha relación y objetivos comunes dentro del país”, aseguró.

Agregó que existen muchos indicios que conducen a identificarlos como paramilitares, uno de ellos era que la actividad a la que se dedicaban, la venta de maní, no se correspondía con el nivel de vida que llevaban. Además, los pobladores de la zona aseguran que frecuentemente aparecían involucrados en hechos violentos, así como en la ingesta de alcohol. “La manera como llegaron, su identidad como grupo, nos hace pensar que son parte de esos planes de infiltración del Gobierno colombiano apoyado por factores internos”, subrayó.

“Qué casualidad que se dan en el Táchira y que el gobierno de ese estado sale inmediatamente a responsabilizar a uno de los grupos que están en pugna en territorio colombiano, cuando aun no se tenía conocimiento pleno de lo que allí estaba ocurriendo”.

Además, Carrizalez calificó de descarada la solicitud de investigación a fondo por parte del gobierno colombiano pues “lo que ocurrió allí es parte del conflicto colombiano que permea hacia nuestra frontera y que nos está generando grandes problemas. Siempre existe colaboración y ellos lo saben porque les hemos entregado una gran cantidad de delincuentes buscados por Interpol, por narcotráfico, lavado de dinero y delitos comunes. Ahora, no vamos a hacer el trabajo de ellos, ni nos van a echar la culpa de su ineficiencia”.

Labores logísticas 

Ahora bien, y de acuerdo con un comunicado de la Embajada de Venezuela en Colombia, sus propias labores de logística arrancaron el sábado anterior, razón por la cual no autorizaron un avión colombiano para la repatriación de los cuerpos. "Las autoridades venezolanas procedieron a proveer la logística y los recursos necesarios desde el día sábado 24.10.09, para efectuar el traslado por vía terrestre hasta la ciudad de Cúcuta, y a esos efectos, se solicitó a las autoridades colombianas las coordinaciones respectivas".

Esta es la aclaración de la sede diplomática de ese país en Bogotá:

La embajada de la República Bolivariana de Venezuela en la República de Colombia, en relación con la repatriación de los cadáveres de los ocho (8) ciudadanos colombianos, lamentablemente fallecidos en los sucesos acaecidos en Chururú, municipio Fernández Feo del estado Táchira, el pasado 11 de octubre, se permite informar lo siguiente:

1. Los cadáveres de los occisos fueron llevados a la morgue de la ciudad de San Cristóbal, estado Táchira, la cual se sirve de los aeropuertos de San Domingo  y de San Antonio.

2. El Cónsul de la República de Colombia en San Cristóbal anunció que no disponía de los recursos necesarios para garantizar la repatriación de los cadáveres.

3. Las autoridades venezolanas procedieron a proveer la logística y los recursos necesarios desde el día sábado 24.10.09, para efectuar el traslado por vía terrestre hasta la ciudad de Cúcuta, y a esos efectos, se solicitó a las autoridades colombianas las coordinaciones respectivas.

4. Durante el día de hoy lunes 26 del corriente, a través de la embajada de la República de Colombia en Caracas, las autoridades colombianas solicitaron ante la Cancillería venezolana una autorización de sobrevuelo para un avión militar C-295 con itinerario El Dorado-Santo Domingo-Camilo Daza. Para ese momento ya estaba en ejecución todo el operativo para efectuar dicho traslado hacia la ciudad fronteriza de San Antonio, a fin de que las autoridades colombianas efectuaran la recepción respectiva.

5. Actualmente los organismos de seguridad del estado trabajan intensamente para esclarecer este lamentable suceso, en el cual fallecieron ocho ciudadanos colombianos, un peruano y un venezolano.

Temas relacionados