Intentaron asesinar al caricaturista de Mahoma

Un somalí intentó ingresar, con cuchillo en mano, a la casa de Kurt Westergaard, el danés que se hizo celebre por sus caricaturas del profesta.

Las autoridades danesas consideran que el atentado fallido contra del dibujante Kurt Westergaard, que se hizo celebre por sus irreverentes caricaturas del profesta Mahoma, hay un “trasfondo terrorista”.
 
“Se trata de un caso grave”, dijo, a través de un comunicado, el director del PET, los servicios secretos daneses, Jakon Scharf. El PET considera que el hombre que ingresó el viernes en la noche a la casa de Westergaard tiene vínculos con una milicia islámica somalí y con la red terrorista de Al Qaeda y con la milicia somalí islámica Al-Shabab.

Además, las autoridades aseguraron que el somalí pertenece a una célula islámica que opera en Dinamarca y que estaba siendo vigilada desde hace tiempo por la policía en el marco de posibles planes para atentar contra la vida de Westergaard. El agresor también ha sido vinculado con actividades terroristas en el este de África.

El somalí compareció este sábado ante un juez que decretó que deberá seguir en prisión bajo sospecha de intento doble de asesinato, contra Westergaard y contra unos de los policías que participaron en la detención. El inculpado, que estará aislado las primeras dos semanas de prisión, admitió haber estado en la casa de Westergaard, pero rechazó el cargo de intento de asesinato.

Fuentes policiales indicaron que el agresor entró en la casa de Westergaard, cerca de la ciudad de Arhus, armado con un hacha y un cuchillo, mientras profería gritos en un danés entrecortado en el que caricaturista alcanzó a distinguir algunas palabras como “sangre” y “venganza”.
 
Según el relato policial, el dibujante logró refugiarse en un baño que tiene convertido en un bunker de seguridad desde que empezó a recibir amenazas contra su vida. Desde el baño, Westergaard llamó la policía mientras el somalí intentaba romper la puerta y profería amenazas en danés.

Al llegar la policía, el agresor atacó a los agentes, que respondieron con disparos y le hirieron en una pierna y en una mano. En el momento del ataque, en la casa de Westergaard se encontraba también su nieta de cinco años de edad. El agresor está ahora en prisión y deberá de formularse la acusación formal en su contra, mientras que Westergaard ha sido trasladado a un lugar seguro.

Desde septiembre de 2005, cuando se publicaron las caricaturas de Mahoma en el diario “Jyllands-Posten”, Westergaard ha sido objeto de amenazas de muerte y vive bajo protección policial. Las caricaturas de Westergaard, una de las cuales muestra a Mahoma con una bomba en el turbante, causaron fuertes protestas y disturbios en todo el mundo islámico, que costaron la vida a 150 personas.

Los disturbios se dieron ante todo en los primeros meses de 2006 y se pidió sabotear los productos daneses. A comienzos de 2008, la policía danesa detuvo a dos musulmanes acusados de planificar un atentado contra Westergaard y posteriormente tres jóvenes musulmanes han sido condenados en Dinamarca por planificar atentados con explosivos en protesta por la publicación de las caricaturas en el “Jyllands-Posten”.
 
También en Estados Unidos fue detenido en 2009 el musulmán converso, David Colemann Headley, de nacionalidad estadounidense, que planificaba un atentado contra el “Jyllands-Posten” en cooperación con grupos pakistaníes. Cerca de un tres por ciento de los 5,5 millones de habitantes que tiene Dinamarca son musulmanes y durante los últimos años -ya antes de que se diera el contencioso de las caricaturas- la discusión sobre la inmigración y sobre el Islam ha adquirido un tono bastante ácido.

De hecho, la publicación de las caricaturas de Mahoma en el “Jyllands-Posten” en 2005 fue parte de una estrategia de confrontación con el Islam, propia de los sectores más conservadores daneses. La idea del “Jylland-Posten”, al encargar a Westergaard y a otros dibujantes caricaturas de Mahoma, era hacer un gesto en defensa de la libertad de expresión frente a la prohibición que hay en el Islam de representar gráficamente a Mahoma.

Temas relacionados