General Motors llamará a revisión 1,3 millones de vehículos por defecto

Hay una falla en la dirección asistida de varios de sus modelos más populares.

General Motors (GM) llamará a revisión 1,3 millones de vehículos en Norteamérica tras detectar un defecto en la dirección asistida de varios de sus modelos más populares según dijeron medios de comunicación locales.

Los modelos afectados son Chevrolet Cobalt 2005-2010, Pontiac G5 2007-2010, Pontiac Pursuit 2005-2006 y Pontiac G4 2005-2006. Este último vehículo se vende en México, mientras que el Pursuit se vende en Canadá.

El defecto afecta los motores de la dirección asistida de los vehículos que tienen una elevada propensión al mal funcionamiento.

La Administración Nacional para la Seguridad en la Carretera (NHTSA por sus siglas en inglés) tiene registrados 14 accidentes, que causaron lesiones en una persona, por fallos en la dirección asistida.

GM dijo a través de un comunicado que el defecto "tiende a ocurrir en viejos modelos en los que se ha terminado la garantía. Llamar a revisión estos vehículos es lo apropiado para tranquilizar nuestros clientes".

También hoy, el periódico The New York Times dijo que un informe gubernamental señala que los Toyota Camry producidos antes de 2007 en Estados Unidos, y que no han sido llamados a revisión, tienen un número similar de problemas de control de velocidad que los modelos llamados a revisión.

Toyota ha llamado a revisión millones de vehículos en Estados Unidos en las últimas semanas por problemas en aceleradores, frenos y sistemas de dirección y sus directivos se han visto obligados a defender la compañía en el Congreso estadounidense.

Toyota señaló a The New York Times que los Camry anteriores al modelo 2007 han sido investigados por la compañía, que no ha encontrado ningún defecto.

Pero el rotativo indicó que mientras que el Camry 2002 tuvo unas 175 quejas por problemas de control de velocidad y no fue llamado a revisión, el Camry 2007, que si ha sido llamado a revisión, tuvo unas 200.

Temas relacionados