Con donaciones millonarias, envío de equipos y agua, el mundo sigue con Chile

Desde distintos lugares la ayuda no se hace esperar para los afectados por el sismo.

El mundo sigue movilizándose para socorrer a las víctimas del terremoto que sacudió a Chile el sábado pasado y dejó al menos 795 muertos con millonarias donaciones, campañas nacionales de ayuda y envíos de equipos de rescate.

Ante las dificultades que se viven a raíz del sismo de 8,8 grados Richter, que además dejó más de 2 millones de afectados, la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja hizo hoy un llamamiento de emergencia para recolectar 6,3 millones de dólares.

Los fondos se utilizarán para proporcionar artículos de socorro, tiendas de campaña y lonas impermeables a 15.000 familias, así como un hospital de campaña, generadores, equipos de agua y saneamiento y apoyo de logística para los próximos seis meses.

A su vez, la Unidad Panamericana de Respuesta a Desastres (PADRU) de la Federación Internacional, cuya sede está en Panamá, envió al lugar un equipo que brindará apoyo técnico en los siguientes ámbitos: evaluación del daño, salud, logística, socorro, refugio y gestión de la información.

Antes de conocerse la solicitud de la Cruz Roja, Indonesia donó hoy un millón de dólares y Corea del Sur anunció que enviará ayuda por 2 millones de dólares en mantas, generadores y tiendas de campaña, material solicitado ayer por el Gobierno chileno tras el fuerte terremoto.

Una fuente del Ministerio surcoreano de Exteriores citada por la agencia Yonhap añadió que Seúl estudia enviar, además, médicos y especialistas técnicos para evaluar los daños en los edificios, aunque descartó mandar rescatistas, dado que no ha habido ninguna petición en este sentido por parte de Chile.

También con dinero, en su caso 250.000 dólares, ayudará la Corporación Andina de Fomento (CAF) , dijo hoy su director ejecutivo, el boliviano Enrique García, quien puso a disposición del Gobierno chileno los mecanismos de financiación de esa institución para contribuir a la reconstrucción.

La misma voluntad de asistencia se vive en Bolivia, vecino de Chile y el país más pobre de Suramérica, donde hoy comienza una campaña nacional para recaudar fondos destinados tanto a Chile como a Haití, nación donde murieron al menos 217.000 personas por el fuerte sismo del pasado 12 de enero.

Dicha campaña es liderada por el propio mandatario Evo Morales y su vicepresidente, Álvaro García Linera, quienes destinarán la mitad de sus salarios a los damnificados por esas tragedias.

A través de la campaña "Chile y Haití necesitan de ti" , a la que también se unirán los ministros y viceministros con la donación del 30 por ciento de sus salarios, se espera que particulares, empresas, instituciones y sectores sociales aporten su ayuda.

Adicionalmente, el canciller boliviano, David Choquehuanca, viajó este martes a Chile con 40 toneladas de agua embotellada en el primero de tres vuelos de asistencia para los damnificados del terremoto.

España, por su parte, envió hoy su primera aeronave con 7,5 toneladas de ayuda humanitaria y un equipo de 63 personas, entre bomberos y personal sanitario.

El avión, un Boeing 767 transporta un hospital de campaña, cinco equipos caninos de búsqueda y dos de evaluación de estructuras y se espera que llegue a Santiago de Chile en la madrugada de este miércoles.

España también encabeza una delegación de diplomáticos de la Unión Europea que partió hoy desde Santiago hacia las regiones sureñas del Maule y Biobío para evaluar en el terreno la situación, coordinar la ayuda del bloque y contactar con los ciudadanos europeos que aún no han sido localizados.

Desde La Habana, entre tanto, partió hoy hacia la capital chilena una brigada de 27 médicos y sanitarios cubanos, que lleva en dos aviones tiendas de campaña, instrumental, equipos, medicamentos y su propia comida.

Aunque la prioridad es rescatar a los sobrevivientes y socorrer a los damnificados, otras entidades entienden que una tragedia como esta también genera otros necesidades, por lo que la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) comunicó que colaborará en la reconstrucción de escuelas y en el cuidado de los niños afectados.

"Los niños son nuestra prioridad como población más vulnerable" , dijo a Efe Ritama Muñoz-Rojas, coordinadora de Comunicación y Cultura de la OEI.

El programa, que se pondrá en marcha de forma "inminente" , aún no ha especificado a cuántos menos prevé atender o cuántas escuelas ayudará a reconstruir.

Demostrando que la solidaridad va mucho más allá de lo material, la Casa de América de Madrid se convirtió hoy por unas horas en la Casa de Chile, como muestra de apoyo con los damnificados por el terremoto, durante un acto en el que se guardó un minuto de silencio.

"Llevamos a Chile en el corazón" , señaló la directora de Casa de América, Imma Turbau, aludiendo a una frase del poeta chileno Pablo Neruda.

Por último, la compañía española Telefónica anunció hoy que adaptó sus más de 60.000 terminales públicos en España, entre cabinas telefónicas y teléfonos públicos, para que cualquier persona pueda comunicarse gratuitamente desde mañana y hasta el lunes próximo con sus seres queridos y allegados en Chile.

Y las víctimas? 

Las víctimas fatales por el terremoto que azotó el pasado sábado a la zona centro y sur de Chile aumentaron a 763 y se mantiene en dos millones el número de damnificados, informaron hoy fuentes oficiales.

Según la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), dependiente del ministerio del Interior, 554 muertos corresponden a la región del Maule, donde se produjo el epicentro del terremoto de 8,8 grados de magnitud Richter.

Otras 92 víctimas fatales se registraron en la zona del Biobío; 48 muertos en la provincia de O'Higgins; 18 en la ciudad-puerto de Valparaíso y 13 víctimas fatales en la región de La Araucanía.

En Santiago, donde viven 6,2 millones de habitantes, la Onemi informó que un total de 38 personas fallecieron a causa del fenómeno telúrico, el más grande que ha azotado al planeta en los últimos 50 años.

Temas relacionados