A 57 asciende cifra de muertos tras terremoto en Turquía

El movimiento telúrico fue de 6 grados en la escala de Richter.

Un terremoto de 6 grados en la escala de Richter en la provincia oriental turca de Elazig causó al menos 57 muertos y más 50 heridos, informó el portavoz del Gobierno, Cemil Cicek, en la zona afectada.

Los heridos, cuya cifra fue elevada al centenar por otras fuentes, están hospitalizados en centros sanitarios de las poblaciones de Karakocan y Elazig y diez de ellos se encuentran graves.

Según las autoridades turcas, el terremoto ha golpeado sólo a los pueblos del área rural y no la ciudad de Elazig, donde los edificios son de cemento y más resistentes, pero aún así muchas personas se mantienen fuera de sus viviendas por miedo a las réplicas.

El seísmo tuvo lugar en una zona montañosa y afectó especialmente a una decena de aldeas, la mayor de ellas compuesta por 150 hogares, cuyas casas están construidas con ladrillos de adobe.

El Observatorio Sismológico Kandilli, el mayor centro de este tipo en el país, perteneciente a la Universidad del Bósforo de Estambul, informó de que el terremoto tuvo lugar a las 9:32 p.m. del domingo (hora colombiana) y su epicentro fue el área de Karakocan.

Al primer movimiento de tierra le siguieron hasta 40 réplicas de entre 2,6 y 5 grados, pero cinco horas más tarde otro seísmo de 5,5 grados Richter sacudió de nuevo la provincia lo que causó el pánico entre la población.

El gobernador de Elazig, Muammer Erol, explicó a los canales de televisión turcos que los equipos de rescate habían conseguido llegar en helicóptero a todos los pueblos y que 4 personas estaban atrapadas bajo los escombros de una casa en una de las aldeas.

"Los equipos de rescate están aquí. La Media Luna Roja ha enviado mantas y tiendas y también se les ha hecho llegar comida con los helicópteros. En este momento no se necesita nada más", dijo el gobernador.

La Media Luna turca ha establecido un campamento en el patio de la escuela del pueblo de Okcular, el más afectado de esta región rodeada de montañas nevadas.

En declaraciones a una televisión local, el profesor Miktad Kadioglu, especialista en gestión de desastres naturales, explicó que los tejados de las casas de adobe, también de barro, son muy frágiles cuando absorben el agua y la nieve del invierno.

"Espero que nadie quede bajo las ruinas esta noche. El clima empeorará durante la tarde de hoy y la gente podría perder la vida a causa del frío", dijo Kadioglu.

Además el temblor ha causado la muerte de ganado al desplomarse los techos de los establos.

El terremoto, que tuvo lugar a 5 kilómetros de profundidad, se sintió también en las provincias vecinas de Tunceli, Diyarbakir, Bingol y Malatya.

La región de Anatolia Oriental es la principal zona de actividad sismológica de Turquía, un país en el que se producen terremotos de gran magnitud.

El peor sismo de la historia turca, de 7,9 grados Richter, tuvo lugar en 1939 en Erzincan, una provincia al norte de Elazig, y causó la muerte de 33.000 personas.

En Turquía se registran al año unos 2.000 terremotos, e incluso durante la pasada medianoche hubo dos pequeños seísmos de 3,7 y 3,8 grados en la provincia occidental de Kutahya y en la sureña de Hatay, muy alejadas de Elazig.