Berlusconi se "agarró" con un periodista

“Por la mañana, cuando se peina y se mira en el espejo, se le fastidia el día”, le dijo el premier italiano al comunicador.

El primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, acusó este miércoles a la izquierda de su país de “mezquina” y “antidemocrática” y de querer presentarse sola a las elecciones regionales, en especial en la región del Lacio, de las que ha sido excluido su partido Pueblo de la Libertad (PDL).

En una alborotada conferencia de prensa, en la que hubo un duro enfrentamiento entre Berlusconi y un periodista, el jefe del Gobierno italiano denunció que a su partido se le impide presentar su lista electoral en la región del Lacio.

Tras la confirmación, el martes, de la exclusión de la lista del PDL en los comicios regionales del 28 y 29 de marzo en dicha región, cuya capital es Roma, por haber sido presentada fuera de tiempo, Berlusconi quiso dar su versión de los hechos ante, según dijo, “la desinformación” difundida por los medios estos días.

El jefe del Gobierno enumeró cronológicamente los acontecimientos y aseguró que los delegados del PDL en el Lacio llegaron dentro del plazo previsto al registro para presentar la lista con toda la documentación necesaria, pero que debieron alejarse del lugar por culpa de una algarabía iniciada por los dirigentes del Partido Radical.

Asimismo, señaló que “sorprendentemente” cuando los representantes del PDL pidieron la intervención de un magistrado ante el caos reinante, el presidente de la oficina electoral dictaminó su exclusión, por encontrarse fuera de la zona destinada a la presentación de las listas.

Berlusconi aludió a las protestas de los líderes de la oposición y sus duras críticas al decreto ley aprobado el viernes de forma urgente por el Ejecutivo con el fin de permitir la readmisión de sus listas electorales en las regiones donde había quedado excluido.

Durante la comparecencia de Berlusconi ante los medios hubo un duro enfrentamiento entre éste y el periodista Rocco Carlomagno, que fue obligado a abandonar la sala tras increpar al primer ministro. Ante las quejas de otros periodistas por las medidas adoptadas, Berlusconi señaló que Carlomagno había “interrumpido de forma inoportuna” la tanda de preguntas, y después le calificó de “villano” y de “provocador”.

La disputa continuó con la participación de otros de los reporteros presentes en la rueda de prensa, algunos de los cuales defendieron al presidente, mientras otros a su colega. Berlusconi dijo a Carlomagno que estaba empezando a hacerse “vulgar y ridículo” y le espetó: “Entiendo que esté usted tan enfadado porque por la mañana cuando se peina y se mira en el espejo se le fastidia el día”.

“Ésta es una rueda de prensa para los periodistas y no para los individuos como usted. Buen trabajo a todos”, concluyó el primer ministro.

La tensión continuó una vez acabada la comparecencia, esta vez con un enfrentamiento entre el periodista y el ministro de Defensa, Ignazio La Russa, quien tras los primeros problemas se acercó al reportero para intentar acallarlo.

Por otro lado, Berlusconi anunció una manifestación para el próximo 20 de marzo para “defender el derecho de voto” y en contraposición a la ya anunciada por el opositor Partido Demócrata (PD) para el sábado 13 de este mes.