Al menos 40 muertos deja doble ataque suicida en Pakistán

El ataque se llevó a cabo en un barrio comercial del área militar en Lahore.

Al menos 40 personas murieron y un centenar resultaron heridas en un doble atentado suicida registrado en un barrio comercial del área militar de la ciudad paquistaní oriental de Lahore, informó a Efe una fuente policial.

Las explosiones fueron causadas por la acción de dos suicidas de forma casi simultánea en torno a las 2:45 a.m. (hora colombiana), poco antes de la oración del viernes, en una zona conocida como bazar R.A., en el centro de Lahore, capital de la región de Punjab.

Mientras, una fuente militar, que precisó que cinco de las víctimas mortales son soldados, explicó a Efe que los suicidas se desplazaban en vehículos, aunque no pudo concretar de qué tipo.

Uno de los atacantes detonó su carga en una parada de autobús, mientras que la segunda acción tuvo lugar cerca de un convoy de vehículos de las fuerzas de seguridad, que se encontraban en las inmediaciones de una mezquita.

La zona atacada se encuentra en el acantonamiento militar de Lahore, un área de amplia extensión con un gran número de edificios del Ejército y de otras agencias y cuerpos de seguridad, así como barrios residenciales.

Las fuerzas de seguridad acordonaron el área y los servicios de rescate trasladaron a los heridos a hospitales cercanos.

El primer ministro paquistaní, Yusuf Razá Guilani, condenó el ataque y aseguró que este tipo de "acto de violencia cobarde no minará el compromiso del pueblo de Pakistán de acabar con el terrorismo", según un comunicado oficial.

La ciudad de Lahore, con más de siete millones de habitantes, está considerada la capital cultural e intelectual del país y una zona menos conflictiva que el noroeste paquistaní, aunque en los últimos años ha sido escenario de muchos ataques.

El pasado día 8, un suicida acabó con la vida de al menos 13 personas en un atentado contra unas oficinas de una agencia de seguridad en Lahore.

Más de 12.000 personas fallecieron en 2009 en sucesos violentos en el país surasiático, una cuarta parte de ellas en atentados terroristas, según un informe del Instituto de Pakistán de Estudios de Paz.