Detenidos tres colombianos por torturar y descuartizar a un hombre en España

Los restos empezaron a aparecer en abril del año pasado.

La Policía Nacional española detuvo a tres presuntos narcotraficantes de origen colombiano en relación con el asesinato de un hombre, que fue torturado y descuartizado antes de morir y cuyos restos aparecieron dispersos en abril del año pasado entre Madrid y la vecina provincia de Toledo.

El primer hallazgo, concretamente un brazo y una pierna, se produjo el 3 de abril de 2009 en una carretera del término municipal de Talavera de la Reina (Toledo), informó la Policía.

Al día siguiente, en un paraje boscoso de la localidad madrileña de Arroyomolinos, a unos cien kilómetros de aquella ciudad toledana, se halló el tronco de un hombre seccionado por la mitad al que además le faltaba la cabeza.

En el cuerpo se apreciaban evidentes síntomas de tortura, con cortes de tanteo, pinchazos y desgarros.

Las labores de identificación del cadáver se vieron dificultadas por la ausencia tanto de la cabeza como de las falanges de ambas manos, por lo que se no se pudieron cotejar las huellas dactilares.

Pese a ello, el examen de la Policía Científica determinó que los restos correspondían a la misma persona.

La Policía comenzó entonces a investigar el círculo de relaciones de la víctima, que se movía en ámbito delictivos y del tráfico de drogas.

Después de casi un año de pesquisas, la Policía consiguió identificar y detener a tres personas de origen colombiano y con domicilio en Azuqueca de Henares (Guadalajara) como presuntas responsables de la muerte y el descuartizamiento de la víctima.

A dos de ellos también se les imputa un delito contra la salud pública, al haberse intervenido en los registros domiciliarios una considerable cantidad de cocaína.

Temas relacionados