Internet, nuevo centro de "batalla mediática" de Hugo Chávez

Según la oposición, el mandatario venezolano no ha podido extender su hegemonía comunicacional al ciberespacio.

Internet se convirtió en el nuevo centro de polémicas de la "batalla mediática" del presidente venezolano, Hugo Chávez, que suscitó críticas de la oposición al decir que el Gobierno debe actuar para regular este medio.

"El presidente tiene miedo porque no logra invadir Internet. Hasta ahora no ha podido extender su hegemonía comunicacional al ciberespacio" , afirmó uno de los dirigentes del partido opositor Primero Justicia, Yon Goicoechea.

La nueva polémica surge tras anteriores controversias como la suspensión de la cadena opositora RCTVI o cuando Chávez ordenó sacar del aire una treintena de emisoras de radio.

"Internet resulta incontrolable para el Gobierno venezolano y Chávez está preocupado por los sitios web que proliferan en el país" , dijo el director de la ONG Espacio Público, Carlos Correa, en declaraciones a Efe.

El pasado sábado, el mandatario solicitó apoyo de la Fiscalía General para actuar contra "delitos" en páginas web, después de que un foro publicara la falsa muerte del ministro y director de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) , Diosdado Cabello.

"La Internet no puede ser una cosa libre, cada país tiene sus normas, la regulación y las leyes. Todas esas páginas tienen un administrador y hay que actuar en esto" , dijo.

Varios periódicos opositores han afirmado que se prepara una "anunciada regulación" de la Red por parte del Gobierno en vista a las elecciones parlamentarias de septiembre.

"De confirmarse, esto implicaría una dinámica restrictiva para la libertad de expresión que podría conllevar consecuencias ulteriores como la inhibición o la profundización de mecanismos de las web para que no las sancionen. Una autocensura que puede evitar que se difundan otro tipo de informaciones importantes" , denunció el director de Espacio Público.

Desde esta organización, defensora de la libertad de expresión en los medios venezolanos, se muestran "muy preocupados" por el asunto y aseveran que no se trata de un hecho "aislado".

Ayer, la fiscal general, Luisa Ortega subrayó la necesidad de que la Asamblea Nacional "regule legalmente" todas las actividades que ocurran en el territorio venezolano porque "Internet no puede ser un espacio sin ley".

El pasado viernes, el presidente del principal proveedor de Internet venezolano, la estatal Cantv, Franco Silva, alabó la "eficiencia y el ahorro de divisas" que supondría la implementación de un punto único de conexión que, en ningún caso, señaló, pretendería "controlar o censurar la información de la red".

El vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) , Aristóbulo Istúriz, ayer rechazó "categóricamente" que el Gobierno quiera "poner un bozal" a la web y dijo que quienes lo sostienen "no hacen más que continuar con la campaña internacional" contra Venezuela.

Con presencia constante en medios tradicionales como la televisión ('Aló Presidente') , la radio ('Chávez de repente') o, en menor medida, la prensa ('Las líneas de Chávez') , Internet es un terreno de batalla a explorar para Chávez.

Tras once años de andadura mediática, el presidente no dispone de vías de comunicación web directas con sus conciudadanos, en especial, de redes sociales como las de Twitter, que tienen una importancia cada vez mayor en el panorama informativo de Venezuela.

"No se vio como prioritario. Al principio el Gobierno no le dio importancia a Internet y se centró en medios masivos como la tele o la radio. Pero ahora se han dado cuenta de que la gente está buscando en la red como alternativa para informarse" , explica Correa.

Pese a que medios de comunicación oficialistas como Venezolana de Televisión, la Agencia Bolivariana de Noticias, YVKE Mundial o el portal "Aporrea" tienen un número importante de seguidores en Internet, el ciberespacio se ha convertido en un terreno fuerte para la oposición venezolana.

Sindicatos, políticos, movimientos estudiantiles y periodistas hacen uso de Twitter para divulgar informaciones e, incluso, para convocar marchas.

Si bien la penetración de Internet es baja en Venezuela, el perfil del internauta venezolano ya no corresponde a la clase "más adinerada y crítica" al Gobierno sino que se ha ampliado a las clases populares, asegura Correa.

Ante este panorama, Chávez pasó de un inicial cuestionamiento de las redes sociales a hacer un llamamiento a sus partidarios para que las usen y se de "la batalla en todos los espacios" .

Temas relacionados