Obama pide apoyo popular para aprobar reforma sanitaria

La reforma busca dar cobertura a cerca de 30 millones de estadounidenses que en la actualidad carecen de seguro médico.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió el apoyo popular a la reforma sanitaria de cara al "voto histórico" para aprobarla que celebrará la Cámara de Representantes en los próximos días.

"En unos pocos días, una lucha que ha durado un siglo culminará en un voto histórico", aseguró Obama en un mitin celebrado en favor de la iniciativa, el cuarto en diez días, en la Universidad George Mason en Fairfax (Virginia), en las cercanías de Washington.

"Cuando hemos encarado tales decisiones en el pasado, este país ha escogido cada vez extender su promesa a más gente", manifestó.

En su comparecencia en la universidad, similar a un mitin de cierre de campaña electoral, el jefe de la Casa Banca advirtió que si la votación fracasa, "la industria aseguradora seguirá haciendo de las suyas sin control".

"Es un debate que no solo se refiere al costo de nuestro sistema sanitario, sino también al carácter de nuestro país, acerca de si podemos afrontar los desafíos de nuestra época y si seguimos siendo un país que da a sus ciudadanos la oportunidad de ver sus sueños cumplidos", sostuvo.

Se espera que la Cámara de Representantes vote este domingo la reforma, la principal prioridad legislativa de Obama y en la que el mandatario estadounidense se juega su capital político.

El resultado de esa votación es aún incierto, ya que la mayoría demócrata reconoce que todavía no cuenta con los 216 votos en esa cámara necesarios para aprobar el proyecto de ley.

Y es que la reforma no solo tiene en contra de modo unánime a la oposición republicana, sino a legisladores demócratas moderados, a los que les preocupa el impacto de la medida en el ingente déficit fiscal del país.

Otros, de creencias católicas, reclaman que la reforma prohíba el uso de fondos federales para practicar abortos, mientras que congresistas liberales, en cambio, critican que la iniciativa no provea un sistema sanitario público.

No obstante, en los últimos días varios congresistas que hasta ahora habían expresado su oposición se han pronunciado en favor de la reforma.

El líder de la mayoría demócrata en la Cámara de Representantes, Steny Hoyer, aseguró hoy que para el domingo, cuando se celebre la votación, su partido contará con los "síes" suficientes para sacar adelante la iniciativa.

Obama anunció el jueves que aplazaba tres meses una gira por Guam, Indonesia y Australia, que debía haber comenzado inicialmente esta semana y que ya había pospuesto hasta el domingo, para poder estar presente en el tramo final de la aprobación de la reforma.

En los últimos días, según la Casa Blanca, Obama ha mantenido conversaciones con varios congresistas para presionarles a que aprueben el proyecto de ley.

 

últimas noticias

Inician proceso de cambio de gobierno en México

El futuro de Venezuela después de los drones

Viktor Orban, el nuevo amigo de Donald Trump