Piñera adopta medidas financieras de emergencia tras el terremoto

El presidente de Chile anunció reducción del 5% el gasto ministerial y "economía de guerra".

El presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció este sábado que reducirá un cinco por ciento las partidas presupuestarias de los ministerios, e indicó que establecerá "una economía de guerra en el sector público" para promover la austeridad tras el terremoto del pasado 27 de febrero.

"Vamos a establecer una economía de guerra en el sector público, en el sentido de austeridad, hasta que duela", aseguró el mandatario durante un encuentro con pobladores en el barrio de Estación Central, en Santiago.

"Hemos planteado un recorte general de gastos en las partidas correspondientes a los bienes de consumo, compra de equipos y maquinarias en todos los ministerios de un cinco por ciento", agregó.

También indicó que se postergarán algunos proyectos, como la última etapa de la remodelación del Estadio Nacional, que contemplaba el cambio del techo y del sistema de iluminación.

Con estas medidas Piñera espera ahorrar unos 730 millones de dólares, que se destinarán al Fondo de Reconstrucción Nacional anunciado el pasado 12 marzo, un día después de ser investido presidente.

Según las últimas cifras oficiales, el devastador sismo de 8,8 en escala de Richter y el posterior tsunami han causado 452 muertos, 96 desaparecidos, 800.000 damnificados y daños calculados en 30.000 millones de dólares.

Este viernes el Gobierno anunció el primer paquete de medidas para la reconstrucción del país, en el que dio prioridad a la reparación de las escuelas dañadas, a la protección de las familias que perdieron sus viviendas y a la reactivación del sector pesquero.