Anuncian la captura de 113 integrantes de Al Qaeda

Se trata de uno de los golpes más severos propinados a la red liderada por Osama Bin Laden.

Arabia Saudita anunció que arrestó a 113 militantes de Al Qaeda, entre ellos suicidas con bombas que planeaban ataques a instalaciones energéticas en el mayor exportador de petróleo.

El Ministerio del Interior declaró que en la redada, entre las más grandes en varios años, se detuvo a 58 supuestos militantes saudíes y 52 de Yemen, país que se volvió una de las principales preocupaciones de seguridad de Occidente tras un fallido ataque en diciembre a un avión que iba a Estados Unidos. Los militantes eran apoyados por Al Qaeda en Yemen, agregó el ministerio.

Los 113 militantes estaban organizados en tres células, de las cuales dos planeaban ataques suicidas contra instalaciones petroleras y de seguridad en la petrolífera Provincia Oriental, que alberga a la mayor refinería de crudo del mundo. “Los 12 en las dos células eran atacantes suicidas”, dijo Mansour al-Turki, portavoz de asuntos de seguridad. “Tenemos pruebas convincentes contra todos los arrestados de que estaban planeando ataques terroristas dentro del reino”, aseveró.

Las autoridades capturaron armas, municiones y cinturones explosivos y dijeron que los militantes estaban vinculados a un “grupo desviado que escogió Yemen como base para el lanzamiento de sus operaciones criminales”, empleando términos utilizados habitualmente para referirse a Al Qaeda. “El grupo desviado está usando elementos dentro del reino que vinieron (a Arabia Saudita) bajo la fachada de trabajo o peregrinaje, o que entraron ilegalmente”, señaló el ministerio en un comunicado.

Saná, que lucha por estabilizar un país dividido, está bajo presión internacional para poner fin a una guerra en el norte del país y enfocarse en combatir a Al Qaeda, cuya rama ubicada en Yemen se adjudicó la responsabilidad por el fallido ataque con una bomba a un avión en diciembre.

Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo y aliado crucial de Estados Unidos en Oriente Medio, fue forzado a asumir su rol por el aumento de la militancia en su país y el exterior, cuando se descubrió que ciudadanos saudíes estaban detrás de los ataques del 11 de septiembre en Estados Unidos. El cerebro detrás de esos ataques, el líder de Al Qaeda Osama bin Laden, nació en Arabia Saudita.

Temas relacionados