Nuevo atentado en Rusia deja 12 muertos

Nueve de los fallecidos eran oficiales de policía.

Supuestos suicidas con bombas dejaron al menos 12 muertos el miércoles en una región rusa del Cáucaso Norte, dos días después de atentados fatales en Moscú que autoridades relacionaron con insurgentes de ese lugar.

El ataque coordinado en la ciudad de Kizlyar en Dagestán, vecina a Chechenia, es la última manifestación de un pico de violencia en el Cáucaso que desafia al Kremlin una década después de doblegar a separatistas chechenos.

Las explosiones en Dagestán se producen 48 horas después de que Moscú fue sacudida por el peor atentado en seis años, cuando sendas bombas estallaron en estaciones de metro en la capital rusa y dejaron 39 muertos.

Las autoridades culparon a suicidas mujeres con bombas con conexiones con el Cáucaso Norte.

Un suicida con bomba vestido con un uniforme policial detonó la segunda de dos explosiones en Kizlyar, en la que murió el jefe policial de la ciudad y otros oficiales, dijeron a Reuters funcionarios de la policía regional.

El suicida se abrió camino en medio de una multitud de policías y curiosos en el sitio donde había explotado un coche bomba, dijeron funcionarios, repitiendo una táctica común de los insurgentes del Cáucaso Norte.

Un oficial policial dijo que una camioneta Niva negra había explotado luego de que la policía de tránsito intentó detener el vehículo, sugiriendo que un suicida con bomba habría estado tras el volante.

El Comité Investigativo Federal ruso, sin embargo, dijo que la Niva había estado estacionada cuando ocurrió la explosión.

Las explosiones mataron a 12 personas, nueve de ellas oficiales de policía, y otras 23 fueron hospitalizadas, dijo el Comité. Dagestán, una provincia mayormente musulmana sobre el Mar Caspio con un mosaico de grupos étnicos, está infestado de violencia proveniente de la insurgencia islamista afincada en el Cáucaso Norte así como de disputas criminales y rivalidades entre clanes.

Temas relacionados