Asciende a 14 la cifra de muertos en hotel de Italia sepultado por alud

Aún continúan desaparecidas 15 personas, luego de que el pasado miércoles 120.000 toneladas de nieve y rocas golpearon el hotel a una velocidad de 100 kilómetros por hora.

AFP

Los cuerpos de dos mujeres fueron recuperados este martes del hotel Rigopiano, en la región italiana de Los Abruzos y sepultado por un alud el pasado miércoles, lo que aumenta la cifra provisional de víctimas a 14 muertos y 15 desaparecidos.

Fuentes de Protección Civil confirmaron a Efe la recuperación esta mañana de los dos cuerpos, que se suman a los otros tres -de dos hombres y una mujer- recuperados durante la noche.

Después de que el viernes fuesen localizadas con vida nueve personas, entre ellas los cuatro niños que estaban desaparecidos, no ha vuelto a haber señales de vida bajo las cientos de miles de toneladas de nieve y rocas que sepultaron este hotel de lujo situado en las laderas del macizo del Gran Sasso a 1.300 metros de altura.

Las labores de búsqueda de posibles supervivientes continúan sin descanso con la participación de unos 150 efectivos, entre militares, bomberos, policías y trabajadores de Cruz Roja y del Servicio Alpino, que se alternan en turnos.

La esperanza de los equipos de rescate es llegar al centro del hotel, donde se encontraba la zona del bar y donde se cree que podrían haberse concentrado algunos de los huéspedes que están aún desaparecidos.

Según los equipos de rescate, las habitaciones que se encontraban en los pisos altos del hotel han quedado completamente arrasadas por la avalancha de nieve, que se produjo previsiblemente tras la serie de terremotos de magnitud mayor a 5 grados registrados en la mañana del 18 de enero.

Según una primera reconstrucción, 120.000 toneladas de nieve, rocas y otros detritos golpearon el hotel a una velocidad de 100 kilómetros por hora.

Entre los cinco adultos supervivientes, solo uno tendrá que permanecer hospitalizado tras ser operado de un brazo que quedó atrapado en una de las vigas.

Además, ayer, lunes, fueron dados de alta tres de los cuatro niños rescatados, entre ellos Gianfilippo y Ludovica Parete, de 6 y 8 años, hijos de Giampiero, que fue quien advirtió de lo sucedido, y de Adriana Vranceanu, rescatada por los equipos de bomberos tras más de 50 horas sepultada.

También abandonó el hospital Edoardo, de 8 años, que no sabe aún que sus padres, Sebastiano y Nadia Di Carlo, han sido encontrados muertos.

Mientras que Samuel, de 7 años, permanecerá hospitalizado mientras se esperan noticias de sus padres que están desaparecidos. 

Temas relacionados

 

últimas noticias

El mundo en 2018: Lo que dejó el año que pasó

El mundo en 2018: el año de los populistas