Asesinado en Bangladesh conocido bloguero activista en favor del laicismo

Avijit Roy fue asesinado a puñaladas y su mujer herida de gravedad en un ataque perpetrado en Dacca por desconocidos

Tomada de www.theguardian.com

El bloguero Avijit Roy, conocido por sus escritos de corte laico y en defensa del libre pensamiento en Bangladesh, fue asesinado a puñaladas y su mujer herida de gravedad en un ataque perpetrado en Dacca por desconocidos.

Un grupo de personas no identificadas atacó el jueves a la pareja en las inmediaciones de la Biblioteca de la Universidad de Dacca, en el barrio de Shahbagh, cuando regresaban de una feria literaria, dijo el jefe de la Policía local, Mohammad Sarajul Islam.

El jefe policial añadió que Roy falleció tras ser apuñalado y que su esposa, Rafida Ahmed Banya, tuvo que ser hospitalizada a causa de las heridas, aunque se encuentra "fuera de peligro".

Ambos blogueros escribían textos seculares en un país con un 90 % de musulmanes y, de hecho, Roy fue el fundador de la página web Mukto-Mona, promotora del libre pensamiento.

Autor de varios libros, el fallecido había recibido anteriormente amenazas en la red social Facebook, según dijo el oficial de Policía, quien indicó que el padre de la víctima acusó oralmente del ataque a grupos fundamentalistas islámicos.

No obstante, el progenitor no incluyó esta información en la denuncia que registró el jueves.

"Los extremistas están detrás del asesinato de mi hijo y Jamaat los ha respaldado", dijo a periodistas el padre del escritor, Ajay Roy, incriminando al ilegalizado partido político Jamaat-e-Islami (JI).

En febrero de 2013, otro bloguero, Ahmed Rajib Haider fue asesinado a machetazos en Dacca.

Rajib participaba esos días en protestas en las que se reclamaba la pena muerte para un líder islamista acusado de cometer crímenes de guerra durante el conflicto que en 1971 independizó a Bangladesh de Pakistán.

En aquel momento precisamente, los radicales religiosos comenzaron a organizar huelgas y protestas que causaron cientos de muertos alrededor de unos juicios que han polarizado a la población de Bangladesh, hasta entonces con una tradición de tolerancia religiosa.

Entre los condenados a la pena capital por crímenes de guerra se encuentran varios líderes del JI, el último de los cuales recibió su sentencia la semana pasada. 

Temas relacionados