Así irrumpió la banda de punk en iglesia rusa