Así se verificará el cumplimiento del pacto nuclear por parte de Irán

El Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA) será el encargado de vigilar que la República Islámica no busque fabricar armas nucleares.

La verificación del cumplimiento del acuerdo nuclear fue uno de los principales escollos durante la negociación entre Irán y el P5+1. La desconfianza entre las partes, alimentada por 35 años de tensiones, era un enorme obstáculo en el avance de los diálogos. Tras la firma del acuerdo, fue el propio presidente Barack Obama el que anunció que lo pactado no se basa en la confianza, sino en la verificación.

La desconfianza frente a Irán no es gratuita. En el pasado el país persa ha actuado en contra de su discurso sobre el uso de la energía nuclear exclusivamente para fines civiles. A pesar de esto, el pacto nuclear garantiza el derecho de los iraníes a desarrollar la energía nuclear con fines civiles, bajo la verificación de la Organismo Internacional para la Energía Atómica (OIEA), fundado en 1957 por la Asamblea General de la ONU y que busca impulsar el desarrollo de la energía atómica con fines pacíficos. Durante más de una década el OIEA ha expresado sus sospechas sobre los alcances nucleares de la República Islámica.

Este martes en Viena, mientras se firmaba el acuerdo global entre el P5+1 e Irán, el director de la OIEA, Yukika Amano, firmó un mapa de ruta con el vicepresidente iraní y presidente de la Organización de Energía Atómica de Irán, Ali Akbar Salehi. Este mapa de ruta buscará la clarificación de los asuntos de mayor relevancia sobre el programa nuclear iraní en el pasado y en el presente. Establece un proceso para permitir a la OIEA hacer una evaluación de las cuestiones relativas a las posibles dimensiones militares del programa nuclear iraní y presentar un informe al respecto hacia el 15 de diciembre de este año. Plantea, además, un calendario de actividades para los próximos meses, donde se incluye el suministro por parte de Irán de explicaciones sobre asuntos pendientes y se programan reuniones de expertos, medidas técnicas y debates, así como un acuerdo separado con respecto a la cuestión del complejo militar de Parchin.

Yukiya Amano, el director general de la OIEA, dijo que desde principios de 2014 su organización ha estado vigilando y verificando empresas de Irán en relación con el Plan de Acción Conjunto acordado a finales de 2013. “Hemos ganado una considerable experiencia al trabajar en Irán, que servirá como una base importante para las tareas por delante”, aseguro. Ahora, el OIEA tendrá mayores competencias para ejercer esas labores de verificación. Amano saludó la decisión de Irán de aplicar el Protocolo Adicional a su Acuerdo de Salvaguardias amplias con el OIEA. Dijo que este es un importante paso adelante, pues dicho Protocolo es una herramienta de verificación de gran alcance que ofrece la OIEA más información y derechos de acceso. Con el Protocolo, Irán se une a más de 120 países en los que la Agencia ya está implementando este instrumento.

Además, según Amano, el Protocolo Adicional permitirá ofrecer garantías creíbles al mundo de que todo el material nuclear iraní será utilizado para actividades pacíficas. “Con la plena cooperación de Irán en la aplicación de su Acuerdo de Salvaguardias y el Protocolo Adicional, esperamos, con el tiempo, ser capaces de proporcionar garantías sobre Irán”, dijo.

El acuerdo global entre la República Islámica y el P5+1 también incluye medidas por las cuales Irán se compromete a proporcionar más información sobre la naturaleza pacífica de su programa nuclear. Entre las tareas principales de la OIEA estará comprobar las reservas de uranio débilmente enriquecido que tiene el país, la efectiva transformación del reactor de Arak, así como la disminución de las centrifugadoras que enriquecen el uranio, entre otras.

Mientras el presidente iraní, Hassan Rohani, reiteró que Irán seguirá haciendo uso de la energía nuclear con fines civiles, como lo ha hecho siempre, su homólogo estadounidense, Barack Obama, aseguró que los inspectores del OIEA tendrán acceso a las instalaciones nucleares de Irán y que si ese país viola el acuerdo, todas las sanciones que EE.UU. levante gradualmente a lo largo de los próximos años volverán a implementarse. “Hay un incentivo muy claro para que Irán cumpla y hay consecuencias muy reales en caso de violación”, aseguró.

 

 

Temas relacionados

 

últimas noticias