Atacan con palos y piedras a diputados opositores en Venezuela

Los parlamentarios se encontraban al frente del Consejo Nacional Electoral exigiendo la fecha para la validación de las firmas para el revocatorio contra Nicolás Maduro.

Twitter @JulioBorges

La situación en Venezuela cada día empeora más. Este jueves en Caracas se presentó un hecho intolerable al frente de las instalaciones del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela. (Lea: Venezuela se muere de hambre)

Un grupo de diputados opositores llegó al CNE para exigir, una fecha para la validación de las casi 2 millones de firmas de venezolanos que, hace más de un mes, reunió la Mesa de la Unidad Democrática para el revocatorio del mandato del presidente Nicolás Maduro. Dirigentes opositores esperaban que el CNE publicara el miércoles la hoja de ruta del referendo, luego de que anunció que, de las 1,8 millones de firmas, son válidas 1,3 millones, seis veces más que las 200.000 requeridas por norma (1% del padrón electoral) para activar la consulta.

En el lugar, policías y militares de la Guardia Nacional Bolivariana no les permitieron el acceso y fue allí, donde se desató un enfrentamiento entre los simpatizantes del Gobierno de Maduro y los parlamentarios opositores. Con piedras, palos y hasta cascos de motos, los oficialistas atacaron a los opositores sin piedad.

En imágenes difundidas a través de redes sociales se observa al diputado de la Asamblea Nacional, Julio Borges bañado en sangre por la fuerte golpiza que recibió en su rostro.

“Estos golpes nos dan fuerza y nos moralizan y, bien vale la pena que nos golpeen porque a los venezolanos nos golpean todos los días”, afirmó Borges.

Según Borges, fue el general Fabio Zavarse Pabón, jefe del Comando Regional Número 5, quien habría dado la orden de atacarlos. “Lamentablemente el general Zavarse dio la orden de que no podíamos entrar y que nos empujaran. Nos golpearon con tubos, piedras, cascos de motos y artefactos explosivos que hicieron explotar al lado de la multitud de diputados”.

El diputado reiteró que lo único que quiere la oposición es que sea el mismo pueblo venezolano el que decida, a través de sus votos, su futuro y progreso. “Quiero decirle a Maduro que queremos es la paz, no queremos esta sangre, esta sangre la buscó usted que le tiene miedo al pueblo venezolano (…) queremos que el referendo sea instrumento de paz”.

En medio de la polarización, el gobierno y la oposición empezaron acercamientos bajo la mediación de una comisión de expresidentes, a instancias de la Unasur, de sentarlos a la mesa de conversaciones cara a cara, hasta ahora sin éxito.