"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 1 hora

Australia destinará US$59 millones para luchar contra el reclutamiento de yihadistas

La medida la toman para evitar que los jóvenes ingresen a las filas del Estado Islámico.

El primer ministro de Australia, Tony Abbott, anunció este lunes que destinará 59,3 millones de dólares (45 millones de euros) contra el terrorismo y a evitar que jóvenes australianos se enrolen en el Estado Islámico (EI).

"Queremos detener la salida del país de los jóvenes radicalizados para unirse a los grupos terroristas del exterior. Queremos trabajar con nuestros aliados en los esfuerzos para vigilarlos mientras se encuentran en el exterior", dijo Abbott.

Más de 60 australianos han sido reclutados por las milicias yihadistas y se encuentran combatiendo en Irak y Siria, mientras otros cien ciudadanos del país oceánico ofrecen desde Australia apoyo a estos grupos extremistas.

El paquete de medidas, que prevé reforzar las agencias de seguridad y grupos comunitarios que buscan reducir la radicalización en el país, destinará unos 30 millones de dólares a un cuerpo dedicado a investigar a los combatientes y sus colaboradores.

Otros 12,4 millones de dólares se destinarán a prevenir que los jóvenes australianos sean reclutados por los extremistas y 5,7 millones más servirán para vigilar el retorno de los combatientes yihadistas y sus colaboradores al país.

"Debemos entender que se trata de un asunto muy importante y es un problema mayor que el de hace dos años debido a los desastres que se están desarrollando en el norte de Irak y en el este de Siria", enfatizó Abbott.

El Gobierno además busca reforzar los poderes de las agencias de Inteligencia y obligar a las empresas de telecomunicaciones a retener metadata durante dos años.

A principios de mes Abbott expresó su intención de dotar a las agencias de seguridad con unos 585 millones de dólares (438 millones de euros) adicionales para luchar contra el terrorismo.

Los servicios de inteligencia han alertado al Gobierno que la amenaza del terrorismo islamista global aumentará en los próximos cinco años debido a que la presencia de yihadistas se extenderá a más países.

Temas relacionados