Autoridades mexicanas cambian de versión sobre muerte de modelo caleña

Según el informe de la necropsia, Stephanie Magón fue asesinada a golpes. Pero esa información fue más tarde rectificada por la Procuraduría.

Es desolador el panorama que rodea la investigación que adelantan las autoridades mexicanas por la muerte de la modelo colombiana Stephanie Magón, quien fue encontrada muerta en la calle, con severos golpes y desnuda, en un barrio de clase media de la capital mexicana.

Tras lo que parecía un contundente dictámen médico, el cambio de versiones oficiales no arrojan certeza sobre lo que le sucedió a la joven, quien viajó el pasado mes de mayo en cumplimiento de un contrato conla agencia de publicidad New Icon Model. Según el informe de la necropsia Stephanie fue asesinada a golpes y luego lanzada del cuarto piso del edificio donde residía en la Colonia Nápoles. (Lea: A modelo caleña la mataron a golpes en México, reveló la necropsia)

“Se encontró desnuda, traía fractura de mandíbula, desprendimiento de dientes, golpes contundentes, costillas rotas, venía muy golpeada. La conclusión coloquial que se puede decir es que intencionalmente la mataron a golpes”, afirmó el presidente del Tribunal Superior de Justicia de México, Edgar Elías Azar.

La necropsia de Stephanie Magón se está realizando bajo los protocolos de feminicidio, al cadáver de la joven se le practicaron estudios en fotografía, criminalística, química, genética y medicina”, agregó Elías durante la rueda de prensa del martes.

Hasta ese momento la conclusión parecía evidente. No fue accidental, sino que se trató de un asesinato. Sin embargo, esa información fue más tarde rectificada por la Procuraduría, diciendo que los golpes se dieron por la caída. (Lea: ¿Muerte de modelo caleña en México fue un accidente?)

Según explicó la Procuraduría en varios trinos “no hay evidencia de huellas de lucha, defensa, forcejeo y/o sometimiento” y agrega que “derivado de la necropsia e investigación, se determinó que las lesiones que presentaron son consecuencia de una precipitación”.

Luego en un comunicado explica que el médico forense designado describió que el cadáver presenta múltiples traumatismos de tipo equimótico y escoriativo, en diferentes partes del cuerpo, herida por contusión y fractura de la mandíbula, “lo que indica que muy probablemente son producto de una caída”. Pero la investigación todavía no determina por qué fue hallada desnuda y si presenta o no rastros de violencia sexual.

La falta de seriedad de las autoridades mexicanas, que parecen estar desviando la investigación ya ha generado críticas de varios sectores. El colectivo de mujeres migrantes colombianas en México ‘Me Muevo por Colombia’ publicó una carta dirigida al jefe del gobierno de la capital mexicana, Miguel Ángel Mancera, así como a otras autoridades de la Ciudad de México y de la embajada de Colombia.

En la misiva, manifiestan su total repudio e indignación frente a los actos de violencia y feminicidios que se han venido ejecutando en la Ciudad de México en los últimos años. “Apenas hace un día nos reuníamos para conmemorar el asesinato, aún impune, de Mile Virginia Martín, una de las víctimas del múltiple homicidio cometido el año pasado, en un departamento de la colonia Narvarte”.

El grupo asegura que entre 2013 y 2016 han ocurrido al menos tres jóvenes colombianas fueron asesinadas en la Ciudad de México: Diana Alejandra Pulido, Mile Virginia Martin y Stephanie Magón Ramírez. “Las tres, muertas/asesinadas en circunstancias violentas. En los tres casos esta realidad se ha ocultado bajo la estigmatización y revictimización por su condición de mujeres, colombianas y migrantes”.

Por último, exige, tanto a las autoridades de México, como las de Colombia, investigaciones transparentes y convoca, finalmente, a una movilización el próximo domingo 7 de agosto a las cuatro de la tarde en un parque de la capital de México.

Según datos de la ONU, en México 7 mujeres son asesinadas cada día.

Por ahora, en el caso de Stephanie han sido interrogadas cerca de 10 personas, además se realizó un allanamiento -en presencia de personal de la embajada de Colombia- del domicilio de la caleña.

Temas relacionados