Ban Ki-moon llega este jueves a Rusia para tratar conflicto sirio

La visita del secretario general de la ONU se da luego de la propuesta de celebrar una conferencia internacional sobre Siria.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Foto: EFE
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Foto: EFE

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, llega este jueves a Rusia para abordar con las autoridades del Kremlin los principales problemas de la actualidad internacional y, en particular, la situación en Oriente Medio y Siria.

Ban, en su sexta visita a este país como líder del organismo mundial, se reunirá con el presidente ruso, Vladímir Putin, el ministro de Asuntos Exteriores, Serguei Lavrov, y otras autoridades del país.

Este viaje tiene lugar después de la propuesta efectuada hace una semana por Rusia y Estados Unidos de celebrar una conferencia internacional sobre Siria con la participación de todas las partes involucradas en el conflicto, que podría tener lugar ya a finales de este mes.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció este martes que dicha conferencia tendrá lugar en Ginebra "en las próximas semanas".

"En aquellos países donde continúa la lucha, especialmente en Siria, nosotros, la comunidad internacional, tenemos el deber de actuar y poner fin al derramamiento de sangre", subrayó Ban en una entrevista concedida a la agencia rusa Interfax antes de iniciar su viaje.

El secretario general de la ONU visitará Moscú y la ciudad balneario de Sochi antes de emprender su regreso a Nueva York el 19 de mayo, según la agenda anunciada por el organismo mundial.

Otro de los asuntos centrales de las conversaciones de Ban con Putin, que se mantendrán este viernes en Sochi, balneario a orillas del mar Negro, será la situación en la península de Corea.

Al respecto, el mandatario de la ONU indicó que "la comunidad internacional ha respondido con contundencia aunque también equilibradamente a las pruebas nucleares, amenazas y otras provocaciones de la República Popular Democrática de Corea".

Ban insistió en la necesidad de que el Gobierno norcoreano modifique su política y vuelva a mesa de negociaciones, al tiempo que recomendó al régimen de Pyongyang que "centre su atención en el bienestar de la población del país".