Bashar al Asad dice que Medio Oriente lo necesita para garantizar la estabilidad

Reiteró que quienes buscan acabar con su mandato "son grupos terroristas"

El presidente sirio Bashar al Asad, que se enfrenta a una rebelión desde hace dos años, advirtió que la caída de su régimen tendría un "efecto dominó" en Medio Oriente y desestabilizaría toda la región, en declaraciones a la prensa turca difundidas este viernes.

"Todo el mundo sabe que si hay una partición de Siria o que si las fuerzas terroristas toman el control de nuestro país habrá un contagio directo a los países vecinos", dijo en una entrevista a la cadena Ulusal y al periódico Aydinlik, difundida en la página Facebook de la presidencia siria."Luego habrá un efecto dominó en países quizás lejos de Medio Oriente, hacia el oeste, hacia el este, hacia el norte, hacia el sur. Eso querrá decir inestabilidad durante muchos años, quizás décadas", advirtió.

La entrevista se llevó a cabo el martes y se difundieron varios fragmentos durante esta semana, en los que Asad criticaba al primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, que apoya la rebelión, y a la Liga Árabe.El conflicto en Siria ha dejado más de 70.000 muertos en dos años, según la Organización de Naciones Unidas.