Berlusconi, 'lo peor para Italia'

Más de la mitad de los italianos considera que su jefatura de Gobierno ha sido el momento más desafortunado para la política del país en la historia reciente.

Pasaron pocos días desde que se conoció que el exprimer ministro, Silvio Berlusconi, estaba pensando en regresar al primer plano de la política Italiana y que una firma encuestadora evaluara las posibilidades que tendía de llegar nuevamente al poder. ‘Il Cavaliere’, como lo conocen popularmente en el país, aún no confirma sus intenciones públicamente, aunque el diario ‘Il Corriere della Sera’ lo diera casi como un hecho, tras el anuncio del actual jefe de Gobierno, Mario Monti, de no aspirar continuar en el cargo en las elecciones de abril de 2013.

Lo único que hasta ahora ha dicho Berlusconi sobre su futuro político se lo adelantó en una entrevista al diario alemán ‘Bild’, al que le aseguró que su partido, el Pueblo de la Libertad, regresara a su nombre original ‘Forza Italia’ para renovar sus aspiraciones en las urnas. A pesar de esto, los rumores se han fortalecido y algunos sectores políticos ya dan como un hecho su retorno. Sería la revancha para el primer ministro, después que se viera obligado a renunciar al cargo en noviembre de 2011 para abrir paso a un gobierno técnico –en cabeza de Monti- que salvara a Italia de sucumbir a la crisis económica que afecta a Europa.

Es posible que ‘Il Cavaliere’ tenga las mejores intenciones y los mejores planes de gobierno, pero los italianos no parecen estar muy dispuestos a apoyarlo nuevamente en su aventura política. El Instituto Demos publicó una encuesta, con una participación de 1.300 entrevistados, en la que se evidencia que el 54% de los italianos cree que el reciente paso de Berlusconi por el Gobierno “ha sido lo peor” de la historia reciente del país en materia política.

Entre otros datos que lanzó el sondeo se encuentra que el 55% de los participantes considera “positivo” que la figura de Berlusconi haya sido reemplazada por Mario Monti en noviembre pasado y el 64% piensa que la decisión de ‘Il Cavaliere’ de participar en política ha resultado perjudicial para Italia.

Con 76 años y siendo el hombre más rico de la nación italiana, Berlusconi lucha por mantenerse vigente en medio de una percepción polémica que lo asocia con bacanales desbordantes en sus lujosas propiedades. Quizá la noticia de su aspiración sea revelada próximamente, pero aún en su contra se adelanta el llamado ‘Caso Ruby’, en el que se le acusa de prostitución de menores por la presencia de una joven marroquí –cuando ella tenía 17 años- en una de sus fiestas. De ser hallado culpable, las intenciones políticas del exprimer ministro no tendrían cabida legal en el país.

 

Temas relacionados