Bielorrusia y China construirán base espacial en Venezuela

El país vecino tendrá una base espacial en el estado de Aragua.

El gobierno de Hugo Chávez tiene los ojos puestos en el espacio. Todavía el país no tiene la capacidad de enviar cohetes fuera de la atmósfera terrestre, pero sí la de poner en órbita satélites para la investigación científica. Por ahora los detalles del proyecto son pocos, pero va a ser un hecho: en el estado de Aragua se construirá una base espacial para el lanzamiento de estos artefactos.

La noticia fue confirmada por el embajador de Caracas en Minsk (Bielorrusia), Américo Díaz Núñez y se dio justo una semana después de que el presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, visitara Venezuela y se reuniera con el mandatario, Hugo Chávez. Díaz Núñez fue el encargado de dar el anuncio, pues durante la reunión de mandatarios se estipuló que el país europeo formará parte del el proyecto: “Bielorrusia participará en la construcción”, aseguró el embajador.

No obstante, este es apenas una de las tareas en las que se encaminará esta alianza entre países. En realidad no es un trabajo mancomunado de Venezuela y Bielorrusia: China está dentro del grupo. Se trata entonces de una obra trilateral en la que el país asiático proveerá inicialmente los satélites y entregará paulatinamente la tecnología de producción para que puedan ser ensamblados en suelo venezolano.

Esta base es apenas uno de los proyectos que las tres naciones tienen en la baraja y cuyo centro apunta hacia el Estado que gobierna el presidente Chávez. Juntos tienen planes de construir una central térmica en el estado de Barinas que tendría un costo que ronda los US$ 900 millones. La obra tendría la finalidad de satisfacer la demanda de energía de la población venezolana, un abastecimiento que en este momento el país no puede suplir de manera autónoma y por el que cuenta con un plan de cooperación energética con Colombia.

En este caso, China está dispuesta a financiar la construcción y Bielorrusia, a ofrecer su tecnología: “La central térmica será levantada en tres años, entre 2012 y 2015, en la zona industrial de Santa Inés, en el estado de Barinas”, aclaró el embajador Díaz Núñez.

No todo terminará entonces. Las obras hasta ahora anunciadas son sólo una parte de los 20 acuerdos que sellaron Chávez y Lukashenko. La generalidad dice que hay importantes proyectos en el materia petrolera y tecnológica, pero ese un tema que hasta el momento no se ha tocado de manera oficial. Por ahora Hugo Chávez pasa los días planeando su estrategia para ganar las elecciones del próximo 7 de octubre y continuar gobernando desde el Palacio de Miraflores.