Bloquean vía en protesta por detención de líder paramilitar en México

Debido al bloqueo las empresas de autobuses de pasajeros de Michoacán han cancelado todos los viajes a la costa del pacífico.

El arresto del líder de los autodefensas del estado mexicano de Michoacán José Manuel Mireles ha provocado hoy una gran tensión en esa región de la costa del Pacífico, donde grupos que lo apoyan mantienen bloqueada una carretera.

Mireles fue arrestado ayer junto con otras 82 personas por fuerzas federales en un operativo especial acusado del delito de portación armas de uso exclusivo del Ejército y fue entregado a la fiscalía para rendir su declaración.

En protesta por la detención, los habitantes del poblado de Caleta de Campos, del municipio de Lázaro Cárdenas, mantienen bloqueada con un autobús y un tráiler la carretera costera que une los municipios de Aquila y Coahuayana y al vecino estado de Colima.

Debido al bloqueo las empresas de autobuses de pasajeros de Michoacán han cancelado todos los viajes a la costa del pacífico, ante el temor de que las unidades sean tomadas e incendiadas.

Tras el arresto, diversos grupos han convocado movilizaciones para bloquear carreteras y exigir su liberación.

Mireles, médico de profesión, rindió declaración el viernes ante un fiscal del estado de Michoacán y este sábado fue entregado a la fiscalía federal, confirmaron fuentes oficiales.

El líder de las autodefensas fue detenido en el poblado de La Mira, en el municipio de Lázaro Cárdenas, donde pretendía organizar a la población para enfrentar a la banda de narcotraficantes Los Caballeros Templarios.

El fiscal estatal entregó al líder civil y a las otras 82 personas ante la fiscalía general por considerar que violaron la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos, que es un delito federal.

Los civiles Grupos de Autodefensa surgieron en Michoacán en febrero de 2013, como una reacción de grupos civiles contra los abusos del cártel de Los Caballeros Templarios y ante la incapacidad del Gobierno estatal para garantizar la seguridad.

Ante el surgimiento de los grupos de autodefensa, el Gobierno federal intervino en el estado y después de 15 meses convocó a estos civiles armados a incorporarse a una fuerza policial denominada "Fuerza Rural Estatal".

Mireles, un médico que alcanzó notoriedad en 2013 tras convertirse en el portavoz de las autodefensas, no se registró y continúo operando por su lado en distintos municipios de Michoacán por lo que fue detenido.