Bolivia quiere obligar a Chile a negociar para lograr salida al océano Pacífico

El demandante se basará en las “promesas incumplidas” por Chile en tratados anteriores sobre su salida al Pacífico.

Tras considerar que los intentos de diálogo y negociaciones con Santiago de Chile durante 134 años han fracasado en la búsqueda de una reparación a la situación de enclaustramiento de Bolivia en el continente, el gobierno de Evo Morales decidió presentar ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) una demanda para intentar recuperar su salida al océano Pacífico.

Los puntos generales de la demanda, divulgados por la CIJ ente jueves, indican que, según el equipo boliviano, Chile tiene la obligación de negociar con el fin de llegar a un acuerdo que otorgue a Bolivia un acceso plenamente soberano al océano Pacífico; que “Chile ha incumplido esa obligación” y que “debe cumplir dicha obligación de buena fe, sin demora, de manera formal, en un plazo razonable y eficaz”.

Bolivia también argumenta que "más allá de sus obligaciones generales en virtud del derecho internacional, Chile se ha comprometido, en concreto a través de acuerdos, la práctica diplomática y una serie de declaraciones de funcionarios de alto nivel, a negociar una salida soberana al mar para Bolivia", lo que ha incumplido y que además ahora niega.

La base jurídica del proceso se centra en que el tribunal obligue a Santiago a cumplir promesas anteriores sobre dar al país una salida soberana al Pacífico. Un documento del gobierno de Bolivia, conocido por el diario La Razón de ese país, indica que el argumento jurídico del litigio debe centrarse en los “derechos expectaticios”, es decir, las promesas incumplidas por Chile en tratados anteriores, como por ejemplo el de 1975, cuando Santiago acordó ceder una salida soberana al mar para Bolivia a través de un canje de territorios. “El derecho internacional abre la posibilidad de que un Estado reclame a otro el cumplimiento de lo que estima que es una promesa incumplida. Ese reclamo es tan válido como alegar el incumplimiento de un tratado, de algo escrito”, dice el texto replicado por La Razón.

Lo que esperarían los bolivianos, por lo tanto, no es que la CIJ determine la porción de territorio que Chile debe ceder a Bolivia para que tenga una salida al mar. No esperan un fallo que perjudique a ninguna de las partes, sino que marque un procedimiento a seguir para una negociación que concluya con la esperada salida al Pacífico. En resumen, un fallo que obligue a Santiago a negociar.

Bolivia perdió su litoral en la guerra del Pacífico ocurrida entre 1879 y 1883. El conflicto armado estalló debido a la disputa por la riqueza mineral del desierto de Atacama. Los resultados de esa guerra se sellaron con el Tratado de 1904, que fijó la soberanía de Chile sobre 400 kilómetros de costa y 120.000 kilómetros cuadrados de territorio antes boliviano. Ese Tratado de 1904 es uno de los sustentos jurídicos con los que cuenta la defensa chilena para alegar su plena soberanía sobre el territorio que reclaman sus vecinos.

En una declaración oficial del Ministerio de Relaciones Exteriores, el Gobierno chileno señaló que lamenta profundamente que "Bolivia haya iniciado esta acción carente de fundamentos de hecho y de derecho", y defendió que no está obligado a negociar un acuerdo para ceder soberanía a Bolivia únicamente por la demanda interpuesta en la CIJ. El canciller Alfredo Moreno alegó que "ellos (los bolivianos) no tienen un documento, un tratado ni ninguna cosa concreta en la cual Chile se haya comprometido absolutamente a nada", y señaló que en la demanda presentada en La Haya se señala que se iniciaron negociaciones, pero no que todas ellas se cerraron.

Temas relacionados