Buque nicaragüense en actitud provocadora no abandona aguas colombianas

Nicaragua busca, además, que sean reconocidos como suyos unos 50.000 kilómetros cuadrados de aguas del Caribe.

Foto cortesía: periodistadigital.com
Foto cortesía: periodistadigital.com

Un buque de bandera nicaragüense fue interceptado en aguas jurisdiccionales de Colombia y se niega a abandonar la zona alegando que sigue "instrucciones" del Gobierno de su país, reveló la Armada Nacional. Ver Video
 
El buque fue detectado en la tarde de este miércoles "a 13 millas náuticas, al este del meridiano 82, en aguas colombianas", precisó la Armada Nacional en un comunicado.
 
El capitán del buque de bandera nicaragüense, de nombre "Mede-Pesca-III", aseguró que "por instrucciones del Gobierno de ese país, realizarían investigación pesquera, en el cayo colombiano de Quitasueño y posteriormente a 30 millas al noreste del mismo", añadió la Armada colombiana.
 
Y "ante la flagrante intención de violar la soberanía colombiana", un buque de la Armada le "exigió a la embarcación nicaragüense abandonar el territorio marítimo colombiano"
 
Sin embargo, prosigue el comunicado oficial, la embarcación extranjera "se ha negado a atender el llamado, aduciendo recibir claras instrucciones del Gobierno de Nicaragua para continuar con su propósito y seguir su rumbo".
 
Las unidades navales colombianas, bajo el marco de la Constitución Nacional, "actuarán de acuerdo a lo consagrado en la ley del mar para defender la Soberanía Nacional", advirtió la Armada Nacional.
 
La situación "ha sido informada al Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia, quien está tomando las acciones diplomáticas correspondientes", concluyó el comunicado oficial.
 
Colombia y Nicaragua mantienen actualmente un litigio en la Corte Internacional de Justicia de La Haya por la posesión de seis cayos que rodean las islas caribeñas de San Andrés y Providencia.
 
Ese tribunal internacional ya determinó que la posesión sobre San Andrés y Providencia es de Colombia y está pendiente el fallo sobre la propiedad de los islotes.
 
Nicaragua busca, además, que sean reconocidos como suyos unos 50.000 kilómetros cuadrados de aguas del Caribe.