Cadena perpetua para británico que secuestró y mató a niña de 5 años

La policía halló en la casa de Mark Bridger rastros de sangre y fragmentos microscópicos de huesos pertenecientes a la menor.

Tomada de The Telegraph

Un británico de 47 años fue condenado a cadena perpetua por el secuestro y la muerte de April Jones, una niña de 5 años cuya desaparición en 2012 conmocionó al Reino Unido y desató la mayor operación de búsqueda de la historia en este país.

La sentencia se anunció en el tribunal de Mold después de que un jurado popular hallara unánimemente culpable, tras cuatro horas de deliberaciones, a Mark Bridger de secuestrar y matar a la pequeña, y de deshacerse del cadáver para intentar obstruir la acción de la justicia.

April Jones, aquejada de una leve parálisis cerebral, desapareció el 1 de octubre del año pasado mientras jugaba cerca de su casa en la localidad galesa de Macchynlleth, pero a pesar de la importante movilización de policías, socorristas y voluntarios su cuerpo nunca fue encontrado.

Durante el juicio, iniciado hace un mes, Bridger afirmó que atropelló accidentalmente a la pequeña con su vehículo todoterreno y que no recordaba lo que hizo posteriormente con el cuerpo.

La policía halló sin embargo rastros de sangre y fragmentos microscópicos de huesos pertenecientes a la niña en la casa del acusado, donde los agentes también se incautaron de un ordenador portátil que contenía imágenes obscenas.

"No hay duda en mi mente que usted es un pedófilo que desde hace tiempo abrigaba mórbidas fantasías sexuales sobre niñas", le dijo el juez Griffith Williams al anunciarle la sentencia.

"Lo que le movió el lunes 1 de octubre a vivir una de esas fantasías es especulación, pero pudo haber sido una combinación del fin de una relación sexual y su alcoholismo", añadió.

"Cualquiera que sea la razón, usted salió a buscar una niña para abusar de ella", afirmó el juez.

La familia de April Jones se declaró "aliviada" por la condena de Mark Bridger. "Sin embargo, seguimos sin saber dónde está, y esto siempre será algo muy doloroso para nosotros", agregó la madre de la pequeña, Coral Jones, conteniendo difícilmente las lágrimas mientras leía un comunicado junto a su marido Paul.

La Fiscalía del Reino Unido también acogió con satisfacción el veredicto.

"Desde su primera entrevista con la policía en octubre del año pasado, Mark Bridger tejió incansablemente una red de mentiras y medias verdades para tratar de distanciarse de la naturaleza realmente horrible del crimen que cometió", declaró el jefe de la fiscalía para Gales, Ed Beltrami.

En colaboración con la policía, "hemos sido capaces de desmantelar de forma comprensible la versión de los hechos de Bridger y revelarlo como un asesino violento y desalmado, así como un mentiroso calculador", agregó.