Canal interoceánico de Nicaragua no pasará por el río San Juan de Costa Rica

Por razones técnicas, se ha decidido no utilizar la ruta del fronterizo río San Juan para la construcción del canal.

El Gobierno de Nicaragua informó al de Costa Rica que la construcción de un canal interoceánico de gran calado entre el Caribe y el Pacífico no usará las aguas del río San Juan, fronterizo con ese país, "por razones técnicas".

"La empresa HK Nicaragua Canal Development Inversion Company, coordinados con la Autoridad del Gran Canal de Nicaragua, por razones técnicas, ha decidido no utilizar la ruta del (fronterizo) río San Juan para la construcción" del canal, afirmó el viceministro nicaragüense de Relaciones Exteriores, Orlando Gómez, en una misiva dirigida al canciller costarricense, Enrique Castillo.

Según el funcionario nicaragüense, como resultado de los trabajos realizados por la compañía a cargo de la construcción del canal interoceánico, de capital chino, y las autoridades, Nicaragua utilizará otra ruta "que se ubicará en el norte de la Región Autónoma del Atlántico Sur (RAAS)".

"El Gobierno de Nicaragua dará a conocer en su debido momento la microlocalización de dicha ruta", agregó Gómez en la misiva.

Nicaragua firmó en septiembre pasado un memorando de entendimiento con la empresa china para la construcción de un canal interoceánico de gran calado entre el Caribe y el Pacífico, una obra que durará unos 10 años y costará 30.000 millones de dólares.

Ese memorando de entendimiento fue firmado por el ministro presidente de la Autoridad del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua, Manuel Coronel Kautz, y el titular de la compañía HK Nicaragua Canal Development Inversion Company, Wing Jang.

En ese memorando de entendimiento, el Estado nicaragüense autorizó a la empresa HK Nicaragua, constituida en Hong Kong, "estructurar" y "gestionar" la financiación para construir el canal interoceánico.

Nicaragua proyecta construir en 10 años un canal interoceánico valorado en 30.000 millones de dólares, para lo que ya ha buscado financiación con Brasil, China, Rusia y Venezuela.

El Parlamento nicaragüense, controlado por el oficialismo, aprobó el 3 de julio de 2012 la ley de construcción del canal interoceánico, una empresa de carácter público-privada, en la que el Estado tendrá el 51 % de las acciones y de las ganancias, y ofrecerá el restante 49 % a los inversores, que podrán ser países, organismos internacionales o personas naturales o jurídicas.

Según la ley, el canal nicaragüense podría estar parcialmente construido para 2019, año en el que tendría capacidad para captar 416 millones de toneladas métricas, lo que representaría el 3,9 % de la carga marítima mundial.

Además, la zona de construcción del canal será declarada de "utilidad pública" y el Estado nicaragüense indemnizará a los dueños de los terrenos afectados en un plazo no mayor de 10 años, de común acuerdo entre las partes.

Actualmente tres compañías holandesas realizan estudios de "prefactibilidad" para la construcción del canal interoceánico, según el Gobierno de Managua.