Cancillería activa plan de búsqueda de colombianos en Nepal

La Cancillería Colombiana activó un plan de contingencia para mantener enteradas a las familias de las personas que se encontraban en Nepal.

Los montañistas de muchas partes del mundo fueron afectados por el terremoto.AFP

A través de la Dirección de Asuntos Consulares, de los representantes de la Embajada de Colombia en India así como del Cónsul Honorario en Nepal y del Cónsul en Nueva Delhi que en las próximas horas se trasladará a Katmandu, la Cancillería Colombia seguirá atenta a cualquier eventual requerimiento de los colombianos que se encuentran en las zonas afectadas.

El anuncio fue hecho por la cancillería colombiana tras conocerse el fuerte terremoto de intensidad 7,8 que afectó a Nepal desde las primeras horas del sábado.

Dice el comunicado de prensa que el Ministerio de Relaciones Exteriores, en nombre del Gobierno de Colombia, expresa sus más sentidas condolencias con el pueblo y Gobierno de la República Federal Democrática de Nepal, por las pérdidas humanas y materiales tras el fuerte sismo registrado en las últimas horas, con epicentro en la ciudad de Katmandu

 

Nos solidarizamos con los familiares de los más de 1.400 muertos y hacemos votos por la pronta recuperación de los heridos y de aquellos que perdieron sus viviendas por este desastre natural.

Desde el momento en que se conoció esta tragedia la Cancillería Colombiana activó un plan de contingencia para mantener enteradas a las familias de las personas que se encontraban en Nepal en el momento del terremoto.

Montañistas afectados

Dice la agencia EFE que Javier Camacho y Ricardo Fernández, dos montañistas españoles que se hallan en el campo base del Everest, están "muy afectados psicológicamente", cansados ante la situación "incierta" causada por el terremoto de Nepal, pero confían en poder salir de la zona en algún helicóptero que les evacúe.

"Estamos deseando salir de aquí. Estamos asustados pues los rumores sobre posibles nuevos temblores no cesan. Estamos esperando que nos saquen en helicóptero, pero si no es posible salir por ese medio tenemos la intención de ir caminando hasta Lukla", donde se encuentra un pequeño aeropuerto, dijo telefónicamente a Efe el fotógrafo y montañero Javier Camacho.

A Camacho, miembro de la Asociación Española de Fotógrafos de la Naturaleza (AEFONA), y a su compañero de escalada, Ricardo Fernández, les sorprendió el terremoto en el campo base del Everest, desde donde tenían la intención de afrontar la ascensión del Lhotse -el cuarto pico más alto del mundo- sin ayuda de oxígeno ni sherpa.

"Aquí existe un gran desbarajuste, lógico tras la tragedia sucedida después de la avalancha" causada por el seísmo que afectó a Nepal, China y la India.

"Están sacando aún a los heridos y esperamos que cuando acabe esa operación puedan ocuparse de nosotros", indicó el escalador español, quien admitió estar "muy asustado".

Camacho describió como "tensa" la situación porque, además, muchos montañeros son "presa del pánico" ante las noticias que les llegan de que se pueden producir nuevas réplicas.

Hasta tres veces tuvieron que dejar a la carrera sus tiendas la última noche porque, en cuanto alguien escucha un ruido, el pánico se apodera de los supervivientes, todo el mundo sale corriendo "y te acaba minando la moral" porque el "nerviosismo" se impone.

Los dos montañeros están cansados también físicamente, ya que no han parado de ayudar en la evacuación de los heridos (al menos unos 40), que han podido ser rescatados por los helicópteros y trasladados a hospitales.

También fueron evacuados, según indicó este fotógrafo, otros montañeros a los que el seísmo sorprendió en los campos base de altura.

Pero lo peor, relató Camacho, es la incertidumbre sobre la posibilidad de salir de la zona, si bien se ha mostrado esperanzado de que una vez pase la noche y mejore el tiempo, pues está nevando, puedan volar en helicóptero y salir de allí.

No tienen problema de avituallamiento -tienen provisiones para un mes- ni de congelaciones y han podido saber que otros montañeros conocidos suyos residentes también en España han resultado ilesos.

Esta noche volverán a dormir con las botas, el frontal y los guantes puestos, preparados para salir corriendo en caso de réplicas.

Al menos diez montañeros murieron y otros muchos resultaron heridos a causa de la avalancha acaecida ayer en el campo base del Everest, tras el terremoto de 7,8 grados en la escala abierta de Richter que ha afectado especialmente a Nepal, donde fallecieron más de 2.000 personas.

Temas relacionados
últimas noticias